jueves, 31 de diciembre de 2020

Algunos libros de divulgación que he leído en 2020

Queridas amigas y amigos del blog.

Fiel a la costumbre de este día tan señalado, comparto con vosotros algunas de mis lecturas recientes, en un año que termina hoy marcado por la terrible pandemia mundial provocada por el SARS-CoV-2 y con la esperanza de solucionarse en forma de vacuna. Con este recopilatorio ya son diez los post en los que he ido recogiendo los libros de divulgación que me han acompañado durante cada vuelta al Sol. Una quinta parte de mi vida resumida en centenares de lecturas... En esta ocasión, han sido 28 libros en papel y 9 en formato electrónico. No está mal, teniendo en cuenta que ha habido otras lecturas fuera del género de la ciencia y la divulgación. Os comento algunas de ellas más adelante y de forma más breve. Pero sin más preámbulo, aquí tenéis la metafoto de la pila con algunos libros de divulgación que he leído en 2020. ;) ¡Feliz 2021!




Construyendo la tabla periódica (Miguel Calvo Rebollar)
Colecciono prácticamente todos los libros que tengan a la tabla periódica como contenido o hilo conductor. Y este no podía ser menos. Lejos de ofrecer un contenido repetitivo, me ha encantado el enfoque histórico y especialmente las fotografías e imágenes que lo acompañan. Un libro de químicos más que de química (que también, por supuesto). Muy recomendable.


Átomos y moléculas. Breve historia de la Química (Alessio A. Minglietta. Traducido por Herminia Bevia)
Me ha sorprendido menos que el de Miguel Calvo, pero no por ello dejo de recomendarlo. Es un atlas visual bastante potente sobre elementos químicos y moléculas. Quizá lo recomendaría para un público más juvenil que pueda estar interesado en la química. O sea, para todo el mundo, que el espíritu de la química nos rejuvenece. O eso dicen. ;)


¿Hay alguien ahí? (Antonio Rivera)
Llevo años escuchando el programa de radio A ciencia cierta, uno de los mejores  podcast de ciencia en activo. E incluso he participado en algún programa, lo cual es todo un honor para mí y me llena de orgullo. Pero lo que no sabía hasta principios de este año, era que el director y conductor de este espacio, que insisto, es un referente de la divulgación científica, tenía publicado este libro. Lo conseguí, no sin cierta dificultad, lo leí y lo disfruté. Todo un ejercicio de buena divulgación escrita sobre la exobiología, a modo de introducción de esta disciplina. El prólogo es de otro gigante de la divulgación científica nacional, nada más y nada menos que Manuel Toharia. Coincido con el bueno de Manuel en que este libro, aparte de disfrutarlo leyéndolo, lo que realmente nos hubiera gustado a muchos, es escribirlo. Antonio, queremos otro libro tuyo. :)


Chemistry and Science Fiction (Jack H. Stocker)
Es una pena que no esté traducido al español. La tarea de encontrar contenido científico relacionado con la química en la ciencia ficción es una aventura bastante complicada. Alguna cosilla he publicado en este blog, por ahí debe andar, pero la presencia de material interesante en el género de la CF que se recopila en este libro ha superado mis expectativas, aunque como en todo libro coral, hay capítulos mejores y otros menos buenos. A ver si saco tiempo para traducir algún capítulo, pero me temo que será más tarde que pronto. Sorry.


La ciencia de Leonardo (Fritjof Capra. Traducido por Marco Aurelio Galmarini)
Una biografía científica sobre Leonardo Da Vinci bastante interesante y amena. Peca un poco de hagiografía y de visión en retrospectiva, pero bueno, se deja leer muy bien. Y me ha reconciliado con la figura de Leonardo, todo hay que decirlo. 


Eso no estaba en mi libro de genética (Sergio Parra)
No hay año sin libro de este polímata, autor de uno de mis espacios favoritos de Youtube: el canal Baker Café. Y en este 2020 se ha adentrado en el mundo de la genética, con un resultado absolutamente espectacular. Leer un libro de Sergio Parra es subirse a un tren repleto de vagones temáticos que incluyen referencias culturales y científicas de lo más insospechadas. Y en esta ocasión, el tren es el Orient Express. Y lo digo por la amenidad, la erudición, el frikismo y la calidad. Menudo viaje. Un torrente de contenido, entretenido y sorprendente. Bravo.


The science of Breaking Bad (Dave Trumbore and Donna J. Nelson)
Para fans de la serie, principalmente. Curioso, pero con menos 'sustancia científica' de la que esperaba. No digo que me haya decepcionado, porque lo considero riguroso y agradable, pero se nota que es más un libro por encargo aprovechando el tirón de la serie. O algo así. Bien.


Pero, ¿qué han hecho los microbios por nosotros? (Manuel Sánchez Angulo)
Podría parecer que esta obra está mas cerca de un libro de texto que de divulgación, pero nada es lo que parece. Tras la apariencia de todo un manual de introducción a la microbiología industrial se esconde un estupendo libro de divulgación científica repleto de buenos momentos. Recomendable para adquirir conocimientos y una amplia visión de la importancia de la microbiología en los procesos industriales relacionados con la producción de bebidas, de alimentos, combustibles, antibióticos, vacunas y mucho más. Merece la pena.


Científicas que conducían ambulancias en la guerra (Carlos Prego Meleiro)
Uno de esos libros necesarios para dar a conocer la presencia de la mujer en la ciencia, injustamente silenciada en algunas ocasiones. Émilie du Châtelet, Marie Curie, Hedy Lamarr, Mary Kenneth, Caroline Herschel, Ángela Ruíz Robles... ¿A que a Ángela no la conocíais? Pues no os perdáis la historia de esta leonesa. Buen libro. ;)


Cosmos. Mundos posibles (Ann Druyan. Traducido por Carla López Fatur)
Con este libro me ocurrió una cosa muy curiosa. Lo leí en cuanto salió a la venta y me sentí un poco decepcionado y así lo comenté por las redes sociales. En verano pude ver la serie de televisión original, donde el libro es prácticamente el guion, y decidí que merecía una segunda visita. Volvía a leerlo y me gustó. Y bastante más que la serie. 


Los renglones torcidos de la ciencia (Eugenio Manuel Fernández Aguilar)
En las páginas de esta deliciosa obra maestra del maestro Eugenio, nos encontramos con una original forma de abordar el libro. Hay dos partes diferenciadas y se puede escoger cómo leerlo. En la primera, titulada Los renglones torcidos, nos embarcamos en un viaje por la historia de las matemáticas, el átomo, la radiactividad, la medicina y la electrónica, a través de sus protagonistas, desde Arquímedes a John Bardeen, pasando por Boltzmann, Perrin, Ampère, Davy, el matrimonio Curie, Moseley, Hooke, Sacks, Boole, Parkinson, Eccles…, y así hasta casi un centenar de nombres propios, que recoge el autor al final del libro a modo de homenaje. Y en la segunda parte, Los renglones enderezados, nos cuenta el desarrollo y funcionamiento de la tomografía por emisión de positrones (PET) y su importancia como instrumento de diagnóstico en medicina nuclear. El goce intelectual y la sacudida emocional que produce cuando se termina es indescriptible. Un imprescindible de este año, sin lugar a dudas.


El meteorólogo (Oliver Rolin. Traducido por Miguel Aguayo)
Este libro me lo recomendó Paco Bellido, el mejor astrofotógrafo que conozco, y me gustó bastante. La angustiosa vida del meteorólogo ruso Alekséi Feodósievich Vangengheim desde el gulag  en el que estuvo recluido y fue finalmente asesinado. Así de duro es el argumento.  Lo incluyo como libro de divulgación porque la historia que cuenta merece que sea más conocida.


La energía nuclear salvará el mundo (Alfredo García)
Se atribuye (erróneamente) a Albert Einstein la frase «Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio». Y fue (esta vez sí, aunque con matices) Francis Bacon, quién dijo aquello de Ipsa scientia potestas est, que traducido viene a decir que el conocimiento en sí mismo es poder. Estas dos frases resumen la sensación que me ha dejado la lectura de este libro. Por un lado, el conocimiento, la explicación amena y didáctica de los procesos y tecnología nucleares -a destacar las maravillosas ilustraciones de Álvaro García- la perfecta exposición de la evidencia científica, sin olvidar las luces y sombras de esta actividad industrial, que los ha tenido. El conocimiento, los hechos, el rigor..., necesarios para estar bien informados (el poder). Y por otro lado, el efecto rompedor, desmitificador, la 'fisión' de los prejuicios. Lo recomiendo para cualquier persona interesada en la energía nuclear, o en la ciencia, o en la economía, o en el medioambiente, o en cualquier otra cosa. Lo recomiendo a todo el mundo. Riguroso, ameno y brillante cual radiación de Cherenkov.


¿Qué puede salir mal?: Cómo sobrevivir a un mundo que intenta matarte (Sandra Ortonobes Lara)
Un fresco y dinámico recorrido por las ciencias biomédicas acompañado de ilustraciones que refuerzan el conocimiento. Libro ideal para introducirse en la medicina, la biología, la química, toxicología. La trama elegida, la de cómo nos defendemos ante amenazas externas 


Margarita Salas. La ciencia en femenino (Adrián Villalba Felipe)
Ignoro si hay otra biografía de esta deslumbrante científica. En todo caso, solo conozco esta y me ha parecido muy interesante. Es un libro breve pero intenso. Lo recomiendo.


Respuestas sorprendentes a preguntas cotidianas (Jordi Pereyra)
El estilo de divulgación de Jordi, siempre tan cercano al lector, es su mejor carta de presentación. Si le unimos rigor y pasión, tenemos el coctel perfecto. Lo disfruté. 


Un planeta de virus (Carl Zimmer. Traducido por Antonio Lozano)
Se trata de un ensayo breve pero muy interesante sobre la historia de los virus. Está escrito antes de la pandemia del SARS-CoV-2, algo que en cierto modo, hace que se lea con los ojos del presente. No importa, se disfruta igualmente. Gran libro.


El mapa fantasma (Steven Johnson. Traducido por Cristina Mbarichi)
Un ensayo que se lee como si fuera una apasionante novela. La historia de John Snow y Henry Whitehead, en la lucha contra la epidemia de cólera de mediados del siglo XIX en Londres, merece una película de índole épica. Magnífico. 


Ciencia y el Cosmos del Siglo XXI (VV.AA)
Un interesante proyecto colaborativo que reseñé hace unos meses en el blog


¿Estamos solos? En busca de otras vidas en el cosmos (Carlos Briones)
Cuarenta años después del estreno de la mítica serie Cosmos, de Carl Sagan, el otro 'Carl', apellidado Briones, nos regala un viaje a su altura. Nadie lo había conseguido en estas cuatro décadas. Un viaje científico en busca de otras vidas, empapado por las artes, repleto de referencias populares (cine, literatura, música...), ameno, nostálgico, riguroso y sublime.
Embarcaremos en la 'nave de la Astrobiología', que partirá desde nuestro insignificante punto azul pálido para recorrer nuestro sistema solar hacia otros mundos, buscando nuevas Ítacas, con el estimulante hilo narrativo de historias sobre descubrimientos científicos y tecnológicas del pasado y el presente. Con la poesía siempre flotando en sus páginas. Y tomando un café con una docena de los científicos más importantes de esta búsqueda, un acierto más -y muy original- de esta obra. Buscar vuestro lugar favorito para navegar por sus páginas, imaginad que sois viajeros de las estrellas con destino a los confines del universo... soñaréis con los ojos abiertos. El destino de este libro es el ser un clásico. Ovación.


Argonauta (Pablo Rodríguez Ros)
Un libro fabuloso, por eso lo elegí como una de mis lecturas favoritas en 2020. Y apareció la reseña en La Verdad. Podéis leerla pulsando en este enlace: aquí. Sobran las palabras.


Una selva de sinapsis (Ignacio Crespo)
Este libro es una excelente introducción a la neurociencia pero también mucho más que eso. Y digo mucho más porque es un libro que actúa como catalizador, que anima a la expansión de los conocimientos adquiridos, que encadena bifurcaciones hacia otras lecturas. Sin darnos cuenta, y en esto ayuda el estilo cercano, ameno y simpático del autor, acabaremos el libro con el buen sabor de haber disfrutado de una obra que introduce y profundiza en algunos de los conceptos más actuales de la neurociencia. A destacar, el rigor, sin caer en simplificaciones, y el humor, la fina ironía que nos saca una carcajada en prácticamente cada uno de los trece capítulos. Cada vez que veo que un libro tiene trece capítulos no puedo sino pensar en 'El ascenso del hombre', de Jacob Bronowski (serie precursora del Cosmos de Sagan). Y precisamente de Bronowski es una cita que ha rondado por mi encéfalo mientras leía Una selva de sinapsis: «El conocimiento es una aventura sin fin en el borde de la incertidumbre». Me ha gustado mucho, he aprendido y me he divertido, está muy bien escrito y se lee como si fuera una novela. Mis dieces.


Criptografía (Daniel Martín Reina)
No entiendo como este diamante no ha sido un best seller. Lo merece. El recorrido histórico sobre la ciencia de los mensajes secretos, que mi tocayo recoge en este libro, tan magníficamente editado e ilustrado, debería ser una lectura obligatoria para todo tipo de público lector. Apasionante, riguroso y un ensayo del que he aprendido una enormidad. Brillante.


Mi vida es química (Mai Thi Nguyen-Kim. Traducido por María José Díez)
La autora, una joven química alemana bastante famosa en YouTube, nos acompaña en su rutina diaria: levantarse y ducharse, tomar un café, cepillarse los dientes, ir al trabajo y a su laboratorio, visitar amigos, cocinar, etc. Y en esas rutinas y momentos cotidianos, es cuando mira todo a su alrededor con los ojos de la química. Es divertido y ameno, quizá hasta ideal para un público juvenil. Merece una oportunidad, aunque a mí no me haya apasionado. Y soy fácilmente impresionable cuando se trata de un libro de mi ciencia favorita. 


La mente del futuro (Luis Muiño)
El maestro Muiño nos vuelve a sacudir la mente con su estilo de escritura tan sugerente y siempre cercano. En esta ocasión, los días de pandemia le han servido para escribir una serie de reflexiones sobre aspectos de la psicología cotidiana. Y nos los regala con este libro, que a todas luces —valga la redundancia—, constituye un pequeño faro en este año tan oscuro.


Por qué los girasoles se marchitan (Oskar González Mendía)
Publiqué una reseña de esta delicatessen del género en el Cuaderno de Cultura Científica de la UPV, en su sección Editoralia. Podéis leerla en este enlace: aquí. No os perdáis este libro, la amalgama perfecta entre la química y el arte.


Marie Curie (Adela Muñoz Páez)
Los libros de Adela nunca defraudan y esta biografía de la excepcional Marie Curie me ha fascinado. Descubriremos con nuevos ojos la vida y obra de la única persona que ha ganado dos premios Nobel en dos disciplinas científicas distintas, el de Química y el de Física. Pero es mucho más. Exquisito, narrado como una novela y completo a nivel histórico, se degusta con pasión y está muy bien documentado. Un libro necesario para conocer a fondo el personaje. Todo un acierto.

Ya no comemos como antes ¡Y menos mal! (Gemma del Caño)
En el primer libro, y queremos más, de la genial @Farmagemma, nos encontramos con una original perspectiva histórica como hilo para desmontar los bulos sobre la seguridad de los alimentos y la nutrición. Gemma nos traslada el conocimiento avanzado de su especialidad, la seguridad alimentaria, a un lenguaje accesible, con estilo, rigor y humor. Una combinación perfecta que hace de este libro un delicioso manjar. Pero hay mucho más, porque la lectura de este libro nos regala, sin que apenas nos demos cuenta, una colección de herramientas contra los bulos, la desinformación y la anticiencia. Al terminar de leer sus páginas que, por cierto, están brillantemente salimos con todo un  pequeño curso de pensamiento crítico a nuestras espaldas. Muy recomendable para todo tipo de lectores, tanto avanzados como neófitos, que en ambos extremos se encontrarán con una lectura fresca y estimulante.


Marie Curie y su tiempo (José Manuel Sánchez Ron)
El estilo de Sánchez Ron es lo que es. Y es muy académico pero a mí me gusta. Y este libro me ha gustado. Y la tortilla, sin cebolla. 


La gran gripe (John M. Barry. Traducido por Amelia Pérez de Villar)
Espectacular. Y hasta diría que necesario para comprender la pandemia mundial que estamos padeciendo. El relato de la epidemia de gripe de 1918 contado de forma magistral, desde muchos frentes, con una perspectiva histórica de lo más interesante. Como era aquello de que la historia Un ensayo muy potente. Aviso, son casi 700 páginas. 


Primer viaje a la luna (Wernher Von Braun. Traducido por Ramón Conde)
Uno de los peligros de Twitter es el de tener amigos que empiezan a hablar sobre un libro y te crean una necesidad. Este es el caso. Y los amigos, @brionesci y @rafasith. Lo conseguí, disfruté y leí. 


Eso no estaba en mi libro de botánica (Rosa Porcel)
Enamorarse de un libro, esa es la sensación que produce esta preciosa incursión en el mundo de las plantas, las grandes olvidadas en el género de la divulgación científica. Amor por la naturaleza, rigor y belleza. La combinación perfecta si le añadimos la ciencia, que es el fertilizante de este libro.


La aventura de tu cerebro: El neurodesarrollo de la célula al adulto (María José Mas)
Una gozada de buena comunicación de la la neurociencia del desarrollo con un estilo literario que enamora. Magnífico.


El país de los sueños perdidos (José Manuel Sánchez Ron)
Confieso que no lo he leído al completo, de momento, porque lo considero más bien una obra de consulta. Y es colosal, por lo poco que he buceado. Una referencia sobre la historia de la ciencia en España. 


Reacciones cotidianas (José Manuel López Nicolás)
Aprovechando que se ha reeditado, y muy bien reeditado dicho sea de paso, he vuelto a leer esta maravilla de Joselito, que ya reseñé en su momento. Lo he vuelto a disfrutar cuatro años después y he de decir que, como los buenos vinos, se disfruta mejor con los años. Química cotidiana, divertida, rigurosa y el espíritu de compromiso con la transferencia de conocimiento científico a la sociedad. La marca Scientia, ex ungue leonis.


La trastienda de la ciencia (Miguel Ángel Sabadell)
Cual enfant terrible de la ciencia, este gran divulgador que es Miguel Ángel Sabadell, al que sigo desde hace eones, nos propone en este provocador ensayo un recorrido por la cara menos luminosa de la ciencia, por decirlo de algún modo. Muy estimulante.


Opus 100 (Isaac Asimov. Traducido por Jesús Fernández Zulaica)
Ay, Asimov. Este año que acaba ha sido el del centenario de su nacimiento y apenas lo hemos recordado... En mi caso, al menos tuve la oportunidad de hablar un poco sobre él en el ciclo CIENZA FICCIÓN, de la Biblioteca Regional de Murcia, aprovechando el centenario de otro genio, Ray Bradbury. Podéis verlo aquí. Y he querido terminar el año leyendo este compendio de sus primeras cien publicaciones. Creo que 2021 merece revisitar al grande entre grandes, el ínclito Isaak Yúdovich Azímov.


Y hasta aquí los libros de divulgación. Pero ha habido otras lecturas, que procedo a comentaros de forma más escueta:




 El infinito en un junco, de Irene Vallejo. ¡COLOSAL! Una bendición divina, un regalo de los dioses, la partitura de las sirenas, obra maestra, un clásico para la eternidad.
 El libro de los venenos, de Dioscórides. Bien. Y muy curioso visto en su contexto.
De Prometeo a Frankenstein, (VV.AA). Se pasa un buen rato.
Manuscrito encontrado en Zaragoza, de Jan  Potocki. Magistral, chulísimo.
Leer contra la nada, de Antonio Basanta. Leer sobre libros siempre merece la pena.
El asedio de Troya, de Theodor Kallifatides. La épica de la Ilíada trasladada a una historia durante la Segunda Guerra Mundial. Me gustó mucho.
Alguien habló de nosotros y El futuro recordado, de Irene Vallejo. Pequeñas y sabrosas píldoras que nos retornan a los clásicos a modo de artículos. Delicioso.
El umbral de la sombra, de Nuccio Ordine. Giordano Bruno forever.
Fuego griego, flechas envenenadas y escorpiones, de Adrianne Mayor. Fantástico.
El árbol de la ciencia, de Pío Baroja. Creo que es la cuarta o quinta vez que leo este libro. Y este año lo merecía más que nunca. Leedlo al menos una vez en vuestra vida. 
Los trece, de Daniel Hinojosa. CF española de calidad. Excelente. Un autor a explorar que dará mucho que hablar. 
El silbido del arquero, de Irene Vallejo. Amor mayúsculo a la Eneida de Virgilio.
Donde se guardan los libros, de Jesús Marchamalo. Cuando alguien pone un fondo de libros en alguna red social no puedo evitara ampliar la imagen. Aquí no hace falta, por suerte. 
Latín lovers, de Emilio del Río. Magistral.
Clásicos para la vida, de Nuccio Ordine. Otro libro sobre libros, mi obsesión.
Una nueva historia del mundo clásico, de Tony Spawforth. Muy bueno. Y más lecturas del mundo clásico, menudo año.
Tocar los libros, de Jesús Marchamalo. Otro libro, y muy bueno, sobre libros. Creo que me lo tengo que mirar...
El misterio de Salem's Lot, de Stephen King. Obra maestra, a ver si algún año le dan el Nobel de literatura a este hombre, aunque lo dudo.
Palabras que son vida, de Luis Alberto de Cuenca. Precioso. A destacar, tirando para casa, que el gran LAC reconoce en este librillo que leyó en su día Breve historia de la química, de Asimov. Qué grande.
La historia secreta del señor White, de Juan Gómez-Jurado. Para los que creíamos que Reina Roja era una saga de tres libros, Jajaja. Qué artista es el enorme Juan. Y este me lleva a...
Rey Blanco, de JGJ. Ufff, leedlo. Pero comenzad por El paciente, Cicatriz, Reina Roja, Loba Negra... 
Culturas olvidadas, de Anibal Bueno. Absolutamente espectacular. Breve pero intenso. Me encantó.
La capitana de Kneppendorf , de David Casas. Absorbente, gran novela.
Exhalación, de Ted Chiang. Contiene varios de los mejores relatos de CF que he leído en mi vida. Bestial.
Gente que se fue, de David Gistau. El vikingo David se nos fue este año pero su legado perdura en el Valhalla de las letras. Y este libro es ideal para iniciarse en su obra.
Piel de acero, de Laura P. Larraya. Fantástica continuación de la saga 'Sangre de cristal'. Excelente. Queremos más.
Carne de caimán. La odisea de amar en la era digital (Manuel Madrid). Este original libro de Manuel Madrid, motor de la cultura murciana, rebosa sensibilidad y creación de universos en todas sus páginas. Una delicia.
Geografía de la locura, de Javier Burgos. Acojonante, un libro sobre la locura, la neurociencia y la propia vida. Magnífico e imprescindible.
La otra historia, un libro para sorprenderse,(VV.AA. Diseño, idea y maquetación de Pedro Quílez). Libro solidario, coral y absolutamente genial. He tenido la suerte de participar en uno de sus capítulos. Lo podéis leer aquí, pero sin olvidaros de donar algún eurillo para Solidarios para el Desarrollo.
— La cruz de Taranis, de Eugenio Manuel Fernández Aguilar. Es un audiolibro pero como también se puede leer en el móvil, y he alternado ambas opciones, lo incluyo. Una novela científica, apasionante en su trama y repleta de buenas dosis de historia de la medicina y la ciencia. Muy recomendable. 
La única verdad, de Ray García. He disfrutado un disparate con esta opera prima en el género CF de Ray. Goce total. Bravo.
El don de la siesta, de Miguel Ángel Hernández. Un ensayo sobre el yoga ibérico que se disfruta en cada página. Muy bueno.
Un invierno en Filadelfia (Fernando de la Cierva). Biografía novelada de un genio moderno, Juan de la Cierva, escrita por su nieto. Un libro excelente en todo su esplendor, el de hacer justicia a alguien que fue mucho más que el creador del autogiro. Absolutamente recomendable.
Lo que da miedo (Alberto García Salido). Relatos de la vida, perturbaciones, alta literatura, que en ocasiones me recuerda a Roald Dahl. Maravilloso.
Calamares a la romana, de Emilio del Río. Al final, entre todos, vais a hacer que me matricule en Filología Clásica. Este nuevo libro del maestro Emilio es brillante y divertidísimo. ¿Qué han hecho los romanos por nosotros? 
Hécate. La diosa sombría, de Mario Aguado Villanueva. Lo acabo de terminar hoy mismo. El estímulo intelectual que me ha despertado este libro es difícil de describir. Pura erudición hecha divulgación, es la que nos trae su autor, cual Prometeo, a los neófitos del mundo clásico como yo. Qué gozada.


Y para finalizar, os dejo una foto con algunos cómics que han caído también este año. No hay tiempo para comentarlos. 




Os deseo lo mejor, de todo corazón. Principalmente salud. Y en especial, buenas lecturas para el año que entra.

Besos y abrazos.

8 comentarios:

  1. Muchas gracias por tan impresionante selección. Feliz Año.

    ResponderEliminar
  2. Una lista extensa e impecable.
    Te sigo por haberte escuchado en "A ciencia cierta", y en algunos de sus programas se han mencionado varios de estos libros. Así que ya me pica la curiosidad. Creo que el primero por el que iré es El infinito en un junco, que por lo que veo que tiene numerosas recomendaciones favorables.

    Feliz 2021
    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente elección, sin duda. Gracias por pasar por aquí. ¡Feliz año!

      Eliminar
  3. He apuntado un total de 10 libros, gracias por promover la lectura de divulgación de calidad.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. ¡Muchas gracias por comentar mi libro!
    Un saludo

    ResponderEliminar