miércoles, 5 de noviembre de 2014

Carl Sagan y Hermann Muller

Hermann J. Muller | Fuente

Hermann J. Muller (1890-1967) fue un destacado biólogo y experto en genética que ha pasado a la posteridad por sus trabajos sobre los efectos fisiológicos y genéticos de la radiación ionizante (mutagénesis por aplicación de rayos X). 
Estudió en la Universidad de Columbia, donde tuvo como mentor a Thomas H. Morgan, impartió clases en la Universidad de Texas hasta mediados de los años 30 como catedrático de zoología y terminó su actividad científica y docente en la Universidad de Indiana. Recibió el premio Nobel de Medicina y Fisiología en 1946.

Muller nunca ocultó sus inclinaciones políticas. Fue muy crítico con el capitalismo y partidario acérrimo del socialismo. Tras un breve periodo en Berlín donde coincidió con Niels Bohr y Max Delbrück, se trasladó en 1933 a la antigua Unión Soviética para trabajar en el Instituto de Genética de Moscú. Allí se enfrentó abiertamente con el nuevo movimiento social y agrícola liderado por Trofim Lysenko, el lysenkismo, una teoría más ideológica que científica contraria a la genética, que se apoyaba torticeramente en las ideas de Jean-Baptiste Lamark. Muller se vio obligado a abandonar la URSS en 1936 por orden directa de Stalin, quién no vio con buenos ojos la crítica de Muller a las ideas de Lysenko ni tampoco las ideas sobre la eugenesia del propio Muller. [Como curiosidad, en este enlace se puede leer una carta de Hermann Muller a Stalin exponiendo sus controvertidas ideas sobre la eugenesia]. 

Tras pasar por Edimburgo, Madrid y París, Muller regresa a los Estados Unidos en 1938.

Algunos años después, y ya en la Universidad de Indiana, Muller coincidió con un jovencísimo Carl Sagan, en ese momento casi más interesado en la biología que en la física.

En 1952 Sagan envió a su primo Seymour Abrahamson, que se encontraba realizando su posgrado con Muller, una serie de escritos donde plasmaba sus originales ideas sobre el origen de la vida y las posibilidades de vida extraterrestre desde el punto de vista de la ciencia. Impresionado por las ideas de Sagan, Seymour le enseñó la carta a Hermann Muller, quien inmediatamente mostró su interés en conocer a aquel muchacho y lo invitó para trabajar con él durante el verano de 1952. [Lo pudimos leer en el curriculum vitae de Sagan de 1961].





Carl Sagan siempre tuvo una excelente opinión, y guardó un gran recuerdo de Muller, pese a su breve estancia junto a él aquel verano, y nunca perdieron el contacto hasta la muerte del genetista en 1967. Basta ver un par de ejemplos documentados que lo confirman.

El primero es esta carta que Carl remitió a su primo Seymour "Sisi" Abrahamson en 1980 recordando la importante influencia intelectual y científica que tuvo Muller en su interés por el origen de la vida y la exobiología, y también, agradeciendo que le presentara a Harold Urey, con el que colaboró más adelante.

Pulsad aquí para acudir a la fuente o ampliar


Y el segundo ejemplo es más interesante en mi opinión. Entre las ideas que pasaban por la cabeza de Sagan hubo una que nunca vio la luz por algún motivo del que no he podido encontrar referencia o que simplemente fue descartado o desplazado por otro proyecto. Carl Sagan estaba interesado, o al menos así lo dejó plasmado en un manuscrito de 1987, en escribir un libro de historias de destacados científicos titulado Profiles in Scientific Courage. Una obra que incluiría a grandes entre los grandes como Johannes Kepler, Albert Einstein, Linus Pauling, Charles Darwin, Hipatia de Alejandría, Christian Huygens..., y sí, también Hermann Muller. 

Pulsad aquí para acudir a la fuente o ampliar

Es una pena que por los motivos que fueran o por la muerte tan prematura de Sagan, nunca disfrutáramos de esta prometedora y sugerente idea de libro, donde seguro que el inolvidable Carl Sagan con su inspirador estilo hubiera homenajeado de forma magistral a esos científicos valientes. No importa. Seguro que otros recogerán el testigo... ;-)


Fuentes:

Libro: Carl Sagan: A Biography, Ray Spangerburg, 2004.

https://bcc-cuny.digication.com/history_of_science/Hermann_J._Muller_Background





8 comentarios:

  1. ¡Qué maravilla de post, Dani!
    Ser tu lectora es un lujazo increíble.
    Un beso muy muy fuerte

    ResponderEliminar
  2. Magnífico e impresionante trabajo de investigación, como muchos a los que nos tiene habituados. Bravo.

    Gracias por estos años de altísima calidad divulgativa sin ornamentos ni florituras que solo sirven para inflar egos...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Pues a mí me hubiera gustado leer ese libro de Sagan. De hecho, he conocido varias anécdotas de ciertos científicos exclusivamente gracias a él... y muy buenas :-)

    Salud!

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que, más que abandonada, la idea la recicló para Cosmos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola lomonno. Si lo observas el manuscrito es posterior a Cosmos. Y de hecho era al revés, quería partir del material de Cosmos para el libro.

      Gracias por pasar

      Salud

      Eliminar