domingo, 18 de noviembre de 2012

El sentido de divulgar, los blogs de ciencia y todo lo demás

Antes de ayer lancé este tuit,

Hace unos días, Daniel Marín (Eureka) escribió una entrada en la que mostraba su preocupación por la tendencia que estaban sufriendo últimamente los blogs de ciencia hacia la superficialidad y la inmediatez. Le dejé el siguiente comentario:


«Me siento plenamente identificado con tus palabras, amigo. Y reconozco que soy de los blogueros que han languidecido hacia la pendiente resbaladiza de la dejadez. En mi caso es solo por un motivo: la falta de tiempo. 
Estoy totalmente de acuerdo contigo en que hay muchos blogs de ciencia muy buenos que no reciben ni apoyo ni difusión, ni siquiera respeto. Es triste. Y no hace falta ser muy avispado para darse cuenta de las envidias que suscitan. La superficialidad e inmediatez no es algo únicamente exclusivo de los blogs de ciencia, no, forma parte de la sociedad en general, basta echar un vistazo a nuestro alrededor. Una sociedad que maltrata a los que se esfuerzan, a los que eligen el camino duro, y premia la banalidad, el mangoneo y la ignorancia... Como dicen en esta película: "Esta es la vida que llevamos, la que elegimos. Y solo hay una cosa segura: Ninguno veremos el cielo"
https://www.youtube.com/watch?v=otphzoJzKgE
Un abrazo y nos leemos.»

Como dije en Twitter, hay notorias excepciones de blogs amateurs que realizan un trabajo encomiable, unos blogueros que nos desbordan con su talento y el dominio de cada tema sobre el que hablan. Blogueros que por amor al arte y a la ciencia sacrifican parte de su vida personal, y en ocasiones la laboral, para darnos grandes satisfacciones a sus lectores, y de las que cómodamente disfrutamos a golpe de click. Estos divulgadores científicos de la blogosfera, las notorias excepciones, merecen para mí un respeto absoluto y mi más sincera admiración y agradecimiento. Un agradecimiento y un respeto que intento mostrarles cada vez que puedo, ya sea en persona a los que conozco o a través de comentarios en sus blogs o en Twitter. 

Pero me preocupan. Y me preocupan especialmente porque la labor de mantener un nivel tan alto es muy difícil, y en los años que llevo leyendo divulgación científica amateur en formato blog he visto caer a los mejores. Todo el que es aficionado a este mundillo sabe muy bien a quién me refiero con los de ahora y con aquellos que han caído. Hoy no doy nombres, no por olvido, que no los olvido, sino porque son tantos que desviarían la atención y el mensaje general.
"Esta es la vida que llevamos, la que elegimos. Y solo hay una cosa segura: Ninguno veremos el cielo"
Pero soy optimista y creo que alguno verá el cielo. Es más un deseo que una predicción, pero pienso que es el mejor momento. Algunos lo rozaron, otros están en ello...

Si puedo aportar algo, desde mi humilde posición de aficionado y blog minoritario, lo haré. No debemos perder el rumbo ni dejarnos arrastrar por la comodidad del desánimo y la queja pasiva. Es el momento de actuar. La divulgación científica en España está en declive, basta asomarse a la nula presencia en la televisión, la residual en la radio o echar un vistazo a cualquier librería o quiosco. Por no hablar del maltrato que están teniendo museos, centros educativos y demás espacios que dedicaban su esfuerzo a la promoción de la cultura científica. 

Nos quedan los blogs de ciencia, blogs tras los que hay fantásticos divulgadores, cada uno con su estilo y marca personal. Blogs a los que lloramos cuando se marchan, pero que no apoyamos lo suficiente cuando los tenemos con nosotros. Es más, parece que hasta les exigimos y les apretamos como si pagáramos por ello, por no hablar del troll envidioso y dañino (jamás pensé que esta fauna pudiera morar por un sector tan especializado como la ciencia, pero lo hacen).

Hoy prácticamente todo el mundo tiene acceso a internet y utiliza Google para buscar información. Si se trata de ciencia, si se trata de iluminar la oscuridad, mi apuesta personal -desde el punto de vista del mero aficionado- es la de que los blogs de ciencia alcancen el cielo. No tengo ni idea del cómo o de qué más podemos hacer, pero ahí lo dejo. Yo mientras tanto, sigo con lo mío

Salud, amigos. :-)

53 comentarios:

  1. Respuestas
    1. No creo que se trate de ganar, aunque la resistencia no la dudo :)

      Saludos

      Eliminar
  2. Estoy de acuerdo, cada vez más se tira del reproducir noticias o curiosidades vistas en foros y que acaban publicadas 10 veces en diferentes blogs. Hay otros que sin embargo consiguen mantener un nivel increíble, Daniel Marín (@Eurekablog) entre ello.
    No has dicho nombres, pero voy a dar un par de nombres, porque me parece que llevan (o llevaban) unas bitácoras de muy alta calidad. Qué narices, sus blogs me han servido muchas veces como ayuda para preparar algunos temas de la carrera.

    -La Pizarra de Yuri: increíble lo accesible que hacía los temas. De momento está en Standby, a ver si se anima a retomar el blog.

    -El Tamiz: todo sobre física.

    Hay más, pero tampoco quiero inundar el comentario.


    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has nombrado a dos de los grandes, cierto ;-)

      Saludos!

      Eliminar
  3. Me identifico, Dani, con uno de esos que tenía un blog muy activo y ha ido bajando paulatinamente. Antes escribía dos artículos por semana, luego uno por semana y ahora muy de vez en cuando.

    He de decirte, por otro lado, que los blogs amateurs han aumentado de nivel. Recuerdo cuando empecé que éramos cuatro los que escribíamos un blog de ciencia. Había montones de blogs de gente que explicaba que se levantaba por la mañana, se tomaba el café... A mí se me ocurrió hacer un blog de ciencia.

    Hoy los hay a montones y el problema es encontrar el tiempo necesario para leerlos. Y veo montones de artículos que cuando acabo de leerlos pienso "esto lo debería haber escrito yo". Cuando ese pensamiento me viene, primero siento una envidia (sana, por supuesto) por quien lo ha escrito. Finalmente, me viene un estado de satisfacción enorme pensando que por el mundo corren grandes divulgadores :-)

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La falta de tiempo, Fernando. Te comprendo perfectamente.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Muy muy interesante reflexión. Continúo a ver si puedo aportar algo a la discusión.

    Yo creo que la vida de un blog tiene un ciclo: el descubrimiento, la ilusión, el deslumbramiento cuando los lectores se cuentan por cientos o miles y, la depresión. Tras haber escrito lo más importante que tenías que decir, recibir muchas visitas (quizá ganar alguno de los malditos premios esos que se organizan por ahí) y descubrir que eso no ha cambiado el mundo, ¿qué te queda? Aún superando el momento depresivo, queda el problema de que tus temas de auténtico interés y experiencia ya están cubiertos. Es normal derivar de ahí a la actualidad, en unos casos de noticias, en otros de libros (¿habéis visto la cantidad de blogs que se están convirtiendo en reseñas bibliográficas?). Superar el ciclo de ilusión y encontrar una "línea editorial" duradera y constante no es fácil. Supongo que tiene que basarse mucho más en la satisfacción interior de comunicar que en la exterior de contar visitas y ganar premios. En todo caso cada bloguero ha de pasar su crisis de los 40 (que con la aceleración de interner se convierte en 4- 7 años de blog) como pueda.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy muy interesante comentario, Joaquín. Suscribo tus palabras.
      Gracias.
      Saludos

      Eliminar
  5. Gran artículo y gran verdad, yo también he visto caer a algunos y también he visto otros que empezaban bien y después me la metían doblada con el gran timo de la pseudociencia... y eso jode mucho...

    Llevar, escribir un blog es duro aveces, porque por desgracia uno no vive de ello, pero a mí por lo menos me enorgullece pensar que hay gente de lugares tan remotos como la Patagonia Argentina que me han leído y sobretodo lo que es mejor, intuyes o crees que algún niño ha visto tu blog y ahora quiere ser astronauta o astrónomo o ingeniero...

    Por eso creo, que aunque sea a nivel bajo hay que seguir actualizando el blog, esto de ser blogger es un hobby y un placer a la vez.

    ResponderEliminar
  6. Muy buenas reflexiones. Los blogs de ciencia no puede vivir sólo de la actualidad y la novedad. ¿Cuál es el secreto, entonces, de la perduralibidad en el tiempo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El secreto es la ilusión. :)

      Gracias por pasar

      Eliminar
  7. Buena entrada.

    Para mí la cuestión es otra. ¿Cuáles son los intereses de la gente? Según mi limitada experiencia, si escribes una entrada muy detallada explicando un fenómeno que la gente no conoce, como el segundo principio de la termodinámica, pasa sin pena ni gloria. Si escribes otra, en un momento de calentón, poniendo a parir la Power Balance, portada en menéame y miles de visitas. A fin de cuentas es lo que la gente busca, pero desde el punto de vista de la educación o la divulgación la primera es más importante que la segunda.

    Después están como no, los trolles/criticones, que ponen a parir lo que escribes sin contribuir, pensando que tienen derecho a decidir lo que uno hace o deja de hacer.

    Yo aún no he llegado a la crisis de los 4 años. Llevo 2. Pero lo tengo muy claro, si me aburro cambio de tema, como ahora que me ha dado por la literatura. Cuando eso también me aburra, cambio o cierro. No podemos olvidar que esto es un hobby, y que no estamos obligados a nada. Mi trabajo es ser científico y es lo único que me tomo como una obligación.

    También me planteo de vez en cuando la utilidad de lo que hacemos. seamos serios, hay ya escritos infinitos post, libros, revistas, documentales y demás de divulgación. Si la gente no se interesa no es por falta de medios, es porque no quiere. Así que intentar meterles la ciencia con cucharadas soperas quizás es un poco inútil.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues como le he dicho a Joaquín, me parece muy interesante también lo que dices. Aunque no creo que las crisis blogueras tengan fecha.
      Gracias.

      Saludos!

      Eliminar
  8. Magnífico post Dani, me ha encantado. Además es cierto que se ven muchos blogs que van de mucho a poco, y viceversa. Personalmente prefiero los que van de poco a mucho.

    Yo he visto las primeras entradas del bog de Daniel Marín y no tienen nada que ver con las de ahora, es evidente que ha ido de poco a mucho, y esperemos que siga superándose, que hace unos artículos magníficos.

    El objetivo de mantener mi blog es divertirme y aprender sobre Ciencia. Y una cosa que me enseñó alguien es que no hace falta participar en premios para adquirir fama, y que no solo se puede hablar de ciencia, sino de lo que al autor le salga de las neuronas.

    Hablar de los trolls es un tema bastante interesante, puesto que en un blog se escribe lo que se quiere (para eso es personal y no remunerado) y si a alguien no le gusta lo que se escribe o no está de acuerdo con el tema que se redacta, pues que evite su absurdo comentario y que vuelva como ha venido.

    Muchas gracias por esta reflexión que nos muestras, Dani.
    Un abrazo ;)
    Ismael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Ismael.

      Y qué grande que es nuestro 'invertebrado' favorito. Tuve el placer de conocerlo en persona este año y he de decir que es un tío excepcional.

      Saludos!

      Eliminar
  9. Muy interesante. Estoy completamente de acuerdo con todo lo comentado. Espero no caer en la trampa en la que como comentáis muchos han caído. Estoy completamente convencida de que nuestro trabajo hoy en día no es sólo aumentar el conocimiento científico sino hacerlo llegar al mayor número de personas posibles, así que espero no tirar la toalla demasiado rápido. Y a partir de aquí, mi aportación a la discusión. En la labor de difusión o divulgación científica, creo que es importante también explicar a la gente el hecho de que la Ciencia no produce grandes descubrimientos todos los días, y por eso un blog de CIENCIA no puede competir en frecuencia de publicaciones con otro tipo de blogs. Yo ya me disculpé por este hecho hace tiempo en mi blog (nada nuevo?). La CIENCIA necesita de un laaaaaargo proceso de producción, y hacer ver lo contrario es perjudicial tanto para quienes nos leen como para nuestro propio trabajo.

    Un saludo,

    Raquel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tires la toalla, Raquel, que te acabo de descubrir.

      Gracias por pasar

      Salud!

      Eliminar
  10. Soy estudiante de tercero de Periodismo, y desde hace cuatro meses llevo un blog que desde el empiezo del curso se ha desinflado un poco en contenidos. Desde la perspectiva que yo veo este tema que comentas; desde la de alcanzar el cielo, de poder ser profesionales de la divulgación científica, no son pocas las horas que le he dedicado a pensar dónde está la fórmula, y es algo también que debatimos bastante en una asignatura que tenemos,al menos en la facultad de Sevilla; que se llama Periodismo Científico y Ambiental. Mi profesor, de la vieja escuela, me comentaba cómo en los buenos tiempos le llegaban a pagar hasta 750 euros por un reportaje, sin fotos ni nada, solo 12 páginas de buen texto. Ahora si te pagan 250 por texto, imágenes e infografía date por contento.
    Las cosas avanzan y las tendencias cambian, yo me debato cada día con dedicarle 4 horas a preparar un reportaje que esté en condiciones, o si simplemente sumergirme en la actualidad y buscar noticias que puedan interesar a los lectores. En un blog, a menos que des con el público adecuado, escribir grandes contenidos de más de 5 párrafos no compensa. Creo que a muchos de los que llevamos algún tiempo publicando, nos habrá pasado que el reportaje que preparamos con más cariño, fuentes y recursos, tiene muchas menos visitas y genera mucha menos 'polémica' que la noticia que hemos tardado en escribir 20 minutos. Es realmente desmoralizador.
    Yo creo que la clave está en no cansarse, en persistir y cada día preguntarse antes de escribir ¿qué me gustaría leer hoy?
    Por cierto, ¡muy buena entrada! Un saludo a todos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Horacio, te puedo asegurar que los que tenemos este hobby nos compensa :))

      Muchas gracias por pasar, por tus palabras y por comentar.

      Salud!

      Eliminar
  11. Esta página de facebook hace buena cobertura tanto de noticias como de artículos y blogs:

    https://www.facebook.com/MysteriumCosmographicum

    ResponderEliminar
  12. Gran entrada Dani. Al hilo del tema, me atrevería a aportar un par de puntos:

    Está claro que uno empieza un blog amateur (sea de ciencia o de lo que sea) como simple hobby, como es mi caso (es más, al principio no sabía ni de qué hablar). Poco a poco te vas especializando y si quieres 'estar arriba' tienes que dedicarle muuucho tiempo, tiempo que no todo el mundo tiene o quiere 'desperdiciar'. Aquel que ponga en marcha un blog sobre ciencia pensando en ganar dinero y/o fama, que se lo haga mirar. Y si por un casual hay alguien que cree que su blog ya tiene muchas visitas, eso es porque no ha visto la popularidad que tienen algunos canales de Youtube hechos por aficionados y dedicados a los videojuegos, por ejemplo.

    No. Hacer un blog de ciencia es por lo general una actividad puramente amateur, bastante marginal y sin ánimo de lucro -que no significa necesariamente 'gratis', dos conceptos que solemos confundir en España-. Entonces, ¿de qué me quejo (o nos quejamos)? Pues me quejo de que no se haga caso a muchos blogs de calidad, de que se les margine y se les desprecie. Y, ojo, antes de seguir conviene aclarar de que todo esto no lo digo por mí. Personalmente, no quiero ninguna recompensa más allá de las que ya he obtenido. Conocer gente fantástica -como Ud. mismo, señor EPAP- o formar parte de iniciativas como Naukas es más que suficiente para mi pequeño ego bloguero.

    Pero el caso es que yo he visto 'cosas que vosotros no creeríais'. He visto cómo se mencionan en periódicos o publicaciones blogs francamente mediocres dejando a un lado a otros claramente mejores. He visto cómo webs periodísticas o profesionales fusilan entradas de blogs amateurs sin ningún pudor y sin citar la fuente (bah, para qué, es un blog no profesional...). He visto cómo gente vinculada al mundo universitario y/o de la ciencia desprecia los blogs de divulgación científica por superficiales y amarillistas (un amigo mío profesor de física en la universidad me llegó a decir que 'La Pizarra de Yuri' era demasiado sensacionalista: ¡apaga y vámonos!). He visto científicos que me han confesado que han dejado su blog por la mala imagen que podían dar a sus jefes y compañeros en el departamento (ya saben, algo así como: 'eres un vago, todo el día con el blog ése de las narices'). He visto cómo desde los organismos públicos se premiaban blogs ramplones mientras se dejaban de lado otros mucho mejores (sin contactos y patrocinio político, lógicamente).

    Y luego están los trolls y la envidia, esa envidia española que todo lo permea y lo envenena. Yo, y aquí si hablo en plan personal, he recibido comentarios y mails con insultos y amenazas que podrían ser casi de juzgado de guardia (o sin el casi). Y si eso me ha ocurrido a mí, un simple autor con un blog dedicado al espacio, no quiero ni imaginar lo que le podría pasar a los gurús de la blogosfera o aquellos que tocan temas más polémicos (como Scientia). En mi caso, cada vez que recibo un comentario de este tipo me dan más ganas de seguir adelante con el blog, porque sé que lo que quieren estos personajillos es precisamente que lo dejes y abandones (¿por qué?, eso ya no lo sé), pero entiendo que haya gente que a la vista de tanta mala baba decida mandarlo todo a la porra.

    (Continúa debajo)

    ResponderEliminar
  13. En definitiva, es normal que haya pocos blogs de divulgación. ¡Es una guerra contra todos! Luchas contra la indiferencia del público, contra tu familia (que no entiende que pierdas el tiempo en estas tonterías), contra el desinterés de los medios y contra los trolls. Y, para rematar, la comunidad científica española -salvo muy raras excepciones- pasa olímpicamente, cuando no desprecia directamente, cualquier iniciativa divulgadora que no sea resumir el último paper de Nature. Pero, paradójicamente, al mismo tiempo no ponen en marcha ninguna iniciativa similar. Vamos que ni comen ni dejan comer (que alguien me nombre algún blog OFICIAL de divulgación científica en España: no hay casi ninguno). Visto así, lo milagroso es que aún existan blogs de divulgación, la verdad.

    Pero, a pesar de todo, no debemos dejar que el desánimo nos pueda. Si algo he demostrado con mi blog es que puedes escribir sobre temas muy especializados y llegar a contar con un número respetable de seguidores (¡siempre que no nos comparemos con un canal de Youtube ;-). A la larga la gente valora el esfuerzo y la dedicación y eso siempre es una recompensa. Eso sí, si lo que buscas es fama y dinero, lo mejor es cambiar de tema y de estrategia :)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo, tú sí que sabes motivar. Gracias por tus palabras, me siento muy identificado con casi todo lo que dices. Y es cierto, el salto al 1.0 es de lo mejor que da el blog.

      Nos vemos...

      Salud!

      Eliminar
  14. ¡Magnífica reflexión Dani!

    Precisamente llevo varios días pensando en escribir un post sobre el tema, en el ámbito concreto de la Química. Tengo un pequeño logo preparado para la ocasión porque de verdad creo que la divulgación, además de ser una afición productiva de (espero) cada vez más científicos (aunque todavía nos queda mucho por logar); es más que necesaria para la sociedad y para la propia ciencia. Si la Ciencia no sale a la calle y sólo queda en los laboratorios, se pierde más que se gana...

    ¡Los nuevos en este mundillo os seguimos!
    ¡Enhorabuena!
    ¡Salud!

    ResponderEliminar
  15. Una reflexión muy interesante, tanto en el post como en los comentarios.

    Hace varios años que estoy en la blogosfera científica como espectador, y hace no mucho tiempo me surgió la inquietud de adentrarme un poco más en esta historia y abrir un blog, pero me di cuenta de que todo lo que quería contar ya estaba dicho. Como dice Daniel Manzano "hay ya escritos infinitos post, libros, revistas, documentales y demás de divulgación" y no sólo eso, si no que están escritos por inmejorables divulgadores.

    Conclusión, ¿para qué voy a hacer yo nada, si ya está todo hecho y de manera sublime?. Yo creo que la divulgación científica se enfrenta a un cambio de paradigma, existen más contenidos de los que podemos digerir (yo por lo menos no doy a basto), el reto ahora es conseguir llevar estos contenidos al público.

    Si Mahoma no va a la montaña, tendremos que hacer que la montaña vaya a Mahoma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Momo. Bienvenido.
      Al principio te he mal entendido, pero lo has aclarado más abajo. Coincido con que hay que hace cambios para acercar la ciencia la público.

      Gracias por pasar

      Salud!

      Eliminar
  16. Gran post

    Grandes comentarios. Todos me han aportado algo.

    Por si a alguien le interesa, ¿y si lo miramos desde otra perspectiva? (otra perspectiva que se entendería fácilmente leyendo tu entrada "¿Por qué tengo un blog?" o el enlace que hoy has recomendado por twitter "El primer día")

    Yo lo veo así, el objetivo no es el blog, es la divulgación científica. El blog es uno más de todos los caminos que vamos explorando para poder transmitir "nuestro amor por la ciencia" a nuestros hijos, nuestros alumnos o a la sociedad. Y cuando nos cansamos de un camino (o llegamos al máximo éxito que pensamos podemos alcanzar), exploramos otros caminos. Explorando y trabajando vamos mejorando, y por otro lado eliminamos la monotonía (14 años dando clase, unos años dándole vida a un blog... pueden cansar a cualquiera).

    Y es triste abandonar un blog. No creo que deba de serlo, lo importante es lo que has aprendido y las semillas que has plantado. Muchos de esos bloggers nuevos nacen porque vosotros, con vuestro saber hacer les inculcasteis "esa forma de entender la divulgación científica" y aunque muchos no cuajarán, entre ellos saldrá alguien que seguirá enriqueciendo a la divulgación científica

    Esa forma de ver la divulgación científica es la que me mueve a mí. Yo me dedico a mis clases. He desarrollado multitud de proyectos, ninguno de ellos ha llenado por completo mis expectativas y ninguno ha satisfecho a todos mis alumnos. Pero todos ellos me han aportado ideas para mejorar y casi todos han servido a alguno de mis alumnos para aprender. ¡Me doy por satisfecho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JC, si nadie te ha dicho que eres un gran divulgador, lo digo yo ahora: lo eres. Y de los que trabajan en las trincheras.

      Mi más sincera admiración.

      Salud

      Eliminar
  17. Me ha gustado mucho este post, Dani. Obviamente, el tema da para hablar, reflexionar y debatir largo y tendido, pero lo has expuesto meridianamente claro.

    No quiero escribir un comentario demasiado largo porque ya he escrito en mi propio blog sobre este tema en más de una ocasión y no quiero repetirme. En cambio, sí me gustaría decir una cosa, una reflexión que llevo tiempo haciéndome: hay blogs brillantes, excelentes, llenos de talento y originalidad, de una calidad inmensa que tienen una repercusión muy pequeña en comparación, que no son apreciados por el público. En cambio, otros, cuyos posts no requieren apenas preparación, rastreo bibliográfico alguno ni dominio del tema por parte de sus autores, que tan sólo se dedican a destacar cuatro aspectos simplemente mediáticos de la ciencia, cuentan con miles de seguidores, lectores y visitas y alcanzan una repercusión, incluso galardones, que lo único que me da es pena.

    Tengo mucho más que decir, pero no será en esta ocasión. Tú ya me entiendes.

    Un abrazo y gracias por tus reflexiones.

    ResponderEliminar
  18. Agg, no he podido aguantar sin escribir algo más.

    No sé si lo he dejado claro en mi comentario anterior. Lo que quiero decir es que llevar un blog, si se quiere hacer con la idea que yo lo hago, es decir, la de mantener una calidad, un rigor aceptable y una comprensión al alcance de mucha gente (no toda, tampoco me quiero engañar ni engañar a nadie) resulta difícil, sacrificado y no conlleva otra recompensa que la satisfacción de saber que detrás hay gente que te lee y aprecia tu labor.

    Yo llevo seis años y medio con mi blog y he tenido muchas crisis, tanto de identidad como de confianza en lo que hago. Trabajo muchísimo muchos de mis posts, he sido finalista en los Premios Bitácoras en dos categorías diferentes el mismo año. ¿Y qué he conseguido? Nada, ni siquiera he notado un incremento en el número de visitas. En cambio, otros blogs se llevan mucha fama, reconocimiento y honores dedicándose a hacer cosas mucho más fáciles y cómodas, con escasa calidad y preparación.

    Sé que desapareceré porque perpetuarse es de vampiros, pero espero desaparecer con la conciencia tranquila. Lo único que lamento es que el día de la incineración habrá muy pocos asistentes y, no yo, sino mi familia, estará triste.

    Besinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está todo clarísimo, maestro. Pero no estoy de acuerdo en que no hayas conseguido nada, como dices. Sí que lo has conseguido, quizá no lo ves o no te han respetado lo que te mereces, pero has conseguido mucho. Y no hace falta decirlo. Ya hablaremos...

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  19. Algunas reflexiones disparadas por la lectura de la entrada.

    Divulgación científica es tan extenso como "deportes". No es igual un blog que cuenta la historia del tenis que uno que da consejos para correr una maratón. No es igual una pieza de divulgación para universitarios que una para taxistas, aunque el tema sea el mismo. Ni debe serlo. En vez de sobrar blogs de ciencia. "Explícale a un campesino boliviano semianalfabeta por qué vuelan los aviones" es tan importante como "cuéntale a los estudiantes de física cómo se calculó el bosón de Higgs en el LHC". Creo que la idea de "blog de divulgación científica" es demasiado amplia como para que se le puedan atribuir demasiadas características generales.

    Me alarmó mucho al respecto el comentario de Momo: ya todo está dicho. Sí. Pero no todo está dicho de todas las formas en que debe decirse. El estilo es fundamental. No importa que ya esté contado todo sobre los nanotubos de carbono, lo que importa es contarlo de un modo agradable, atractivo, comprensible y accesible a un público determinado. Y hacer que ese público determinado sienta que su vida y su realidad tienen relación con los nanotubos de carbono. ¿Existen suficientes artículos buenos sobre nanotecnología para taxistas? ¿Y de enzimas digestivas para contables? ¿Y de cosmología para ingenieros de minas?

    Vamos, que yo creo que todo está por hacer.

    Tampoco creo que deben impresionarnos demasiado los miles de visitas y ese tipo de criterios. Si tu blog tiene 500 visitas al mes pero esas visitas son de la gente a la que le quieres comunicar y en comentarios o en correos te dicen que lo has conseguido, es absurdo esforzarse por conseguir 100.000 visitantes diarios a los que probablemente no se les comunicará lo que uno quiere. Internet, siendo mundial y masivo, es el paraíso de los pequeños públicos para todo tipo de comunicación y creación. Libros, música, vídeos, etc. florecen gracias a los pequeños públicos aunque los que salgan en en los medios de comunicación sean los vídeos de gatitos que tienen un millón de "me gusta" en Facebook o los que obtengan premios de popularidad.

    En teatro suele decirse que si hay una persona en la sala, debes actuar como si tuvieras el teatro lleno. Y si no lo haces, no mereces tener nunca el teatro lleno.

    Más gente contando partes distintas de ese todo que es la ciencia para todos los públicos es lo que hace falta, creo yo. Y de parte de entusiastas de la ciencia y no sólo de científicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy completamente de acuerdo contigo. Lo que pasa es que, al menos a mí y soy absolutamente sincero, me duele trabajar duro y que el yate y el deportivo lo disfruten otros. Nada más. Soy humano...

      Eliminar
    2. Mis disculpas si no se entendió bien, pero es exáctamente eso a lo que me refería:
      Los contenidos ya existen, si uno tiene realmente interés, encontrará miles de artículos y posts de lo que uno está buscando. El reto está en moldearlos, hacer estos contenidos accesibles y atractivos al público, hacer que la gente se de cuenta de lo asombroso o importante que puede ser aquello de lo que le estamos hablando.
      No sólo accesibles y atractivos sino también visibles, y en este punto yo creo que las instituciones tienen mucho que decir.

      Eliminar
    3. Bienvenido, Mauricio.
      Estoy de acuerdo con tus palabras, has enriquecido mi opinión con tu comentario. +1000 con tu frase: "Más gente contando partes distintas de ese todo que es la ciencia para todos los públicos es lo que hace falta, creo yo. Y de parte de entusiastas de la ciencia y no sólo de científicos".

      Gracias por pasar

      Salud!

      Eliminar
  20. (donde dice "En vez de sobrar blogs de ciencia" debe decir también "lo que hay es una escasez llena de oportunidades".

    ResponderEliminar
  21. Dani, yo no tengo la misma sensación que tú; a mí no me parece que "la blogosfera científica amateur se está desinflando últimamente." Todo lo contrario, cada día hay más blogs de gente "joven" (joven en la blogosfera) que está haciendo cosas muy interesantes. Como es obvio los "jóvenes" empiezan con pasos torpes, con pocos lectores y a veces cuesta descubrirlos, pero yo percibo grandes cosas, intuyo grandes talentos y percibo un gran futuro a la divulgación en español.

    Tampoco tengo la sensación de que los blogs de ciencia se estén dirigiendo "hacia la superficialidad y la inmediatez." Yo no tengo la sensación de haber "visto caer a los mejores," ni tampoco que sean "tantos." Quizás soy joven en la blogosfera, solo llevo leyendo blogs de divulgación desde hace unos 7 años (en español desde hará unos 5 años). Obviamente, han caído "amigos" y "maestros," pero cada uno tiene su historia.

    No todo puede ser disentir. Yo también "soy optimista" como tú, porque no solo "pienso que es el mejor momento" para la divulgación en la blogosfera en español, además, creo sinceramente que ahora está siendo el mejor momento. Pero además creo que no será tan bueno como los próximos años, porque cada día la divulgación científica en español va a más y a mejor.

    No sé el porqué. Quizás la crisis. No sé. Pero varios amigos estáis transmitiendo una sensación común, "la divulgación científica en España está en declive," pero yo no comparto vuestra sensación. Llamadme iluso o afirmad que yo vivo en mi torre de marfil, pero yo no veo el declive por ningún lado.

    ¿De verdad hay menos divulgación en español ahora que hace 5 años? Hay varios canales temáticos en TV (que yo no veo, pero sé que existen), hay múltiples revistas en los quioscos (que tampoco leo, pero ojeo las portadas), hay múltiples programas de radio (incluso muchísmos podcast de aficionados o semiprofesionales), y la divulgación ya tiene un sitio de honor en todas las librerías (algo muy excepcional hace una década).

    No sé, quizás me autoengaño. Pero yo creo que estamos en una época de esplendor para la divulgación científica en español, que no ha existido nunca antes (al menos en los últimos 30 años).

    Saludos
    Francis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Francis.

      Respecto al declive de la divulgación científica, es una percepción personal centrada sobre todo en los medios generalistas. Hace unos años con dos cadenas de TV públicas había una presencia mucho mayor de la ciencia que ahora con 'nosecuántos' canales, y muchas veces estaba centrada en los niños. Ídem de la radio, y respecto de las revistas y periódicos, puede que haya más revistas (que creo no las hay), échales un vistazo. Te sorprenderás. Y en las librerías, poco veo, en comparación con otros países.

      Y si hablamos de divulgadores científicos en España, pregunta por la calle o en mi casa y te nombrarán a Punset. Y otros que conozco, como JAL, por decir tan solo uno, han sido muy mal tratados en su labor divulgativa y luchan como titanes por divulgar cuando lo que tendríamos que estar es detrás de ellos limpiando por donde caminan (exagero, lo sé).

      Pero soy optimista, como digo en el post, y me alegro de no ser el único. Los buenos blogs (como el tuyo sin ir más lejos, Francis) son el presente y me quejo de que no se les respete como deben. Por favor, sigue tu ritmo y disfruta como lo haces. Te lo agradecemos.

      Salud, amigo.

      Eliminar
    2. Pues yo también tengo la misma sensación que Francis. Es inevitable que muchos buenos blogs vayan quedándose por el camino (entre otras cosas por las causas que explican Joaquín Sevilla o Daniel Marín), pero aparecen otros que cogen el testigo. Y aunque es verdad que hay poca divulgación científica en los medios o en las librerías, también hay poca divulgación de cualquier otra disciplina. ¡Vaya!, incluso hay menos medios y menos librerías que antes; son consecuencias inevitables de la mala situación económica. Pero echando la vista atrás mi impresión es que se hace más y mejor divulgación que nunca, y que como dice en su comentario MJS (y como demuestra él mismo en su tarea de divulgación) hay muchos y muy interesantes caminos que recorrer.

      Eliminar
    3. Hola Fernando, está claro que buscando y buscando aparece la calidad (excelente) en la divulgación. Quizá antes había que buscar menos. No sé, ya intercambiaremos opiniones cuando nos veamos, que espero sea en breve. ;-)

      Cuídate.
      Un abrazo.

      Eliminar
  22. Supongo que será una posibilidad intentar promocionar una herramienta que pueda pagar a los que dedican su tiempo y de esta forma evitar que muchos se estrellen en la falta de tiempo o ganas. Con un sueldo la cosa sería más sencilla. ¿No puede haber medios divulgadores? Debería haberlos, incluso en internet.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José. Bienvenido.
      La mayoría no hacemos esto por dinero.

      Gracias por pasar.

      Salud!

      Eliminar
  23. Estupendo artículo Dani. Dedo en la llaga.
    Como juntaletras de un blog dedicado a una pequeña parte de la ciencia, me declaro culpable de ir dejandome vencer por el desánimo, y de tenerlo algo abandonado. Si encima sobre lo que escribes ya se está escribiendo la Biblia (por parte de un amigo común), pues aún te hace plantearte más si el esfuerzo que haces es suficiente o si merece la pena. Y si además a tu alrededor se te lían las cosas y el tiempo se te limita, ese blog poco agradecido al que le dedicas cariño y esfuerzo, es el abandonado. Es como aquella chica bonita que te gustaba pero que después de darte desplantes, decides, como la zorra con las uvas, que no es tan guapa como tu la crees ver.

    Quizás una solución podría ser que unos a otros fueramos publicitando con mayor fuerza o presencia en nuestros blogs (no sólo en el blogroll) entradas de otros blogs que considerásemos interesantes. De todas maneras hay gustos para todo y sino mira qué cosas ganan en audiencias de TV por ejemplo...

    Decirte por último que suscribo tu frase "Blogs a los que lloramos cuando se marchan, pero que no apoyamos lo suficiente cuando los tenemos con nosotros" y me declaro culpable de no dar lo que me gustaría que me dieran.
    Quizás mucha de la culpa sea nuestra.

    Saludos
    Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si de alguien es la culpa, no es de nosotros, Carlos. Y seguro que el amo que escribe la Biblia te diría que cada uno tiene su estilo y todo suma.
      Espero leerte pronto.

      Salud!

      Eliminar
  24. De acuerdo contigo Dani. Pero el problema que creo yo de la desmotivación de muchos blogs amateurs es básicamente que no le damos el reconocimiento suficiente que ellos buscan (no hablo de mí, faltaría más). Bueno, sí se lo damos, pero los que se lo damos somos pocos, en cambio, blogs que no se trabajan las entradas ni un cuarto que ellos tienen mucho más reconocimiento, esto es debido a la forma de ser de la sociedad, sensacionalista y efectista. Ya lo ha dicho el otro Dani (Eureka)los divulgadores científicos que no esperen demasiado reconocimiento, la cosa está como está.

    Saludos Dani.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Forma parte de la poca cultura científica que tenemos, está claro. Gracias Ricardo.
      No te desmotives, jefe. Que tu blog es cojonudo.

      Salud, amigo!

      Eliminar
  25. Poco puedo añadir que no se haya dicho ya, primero por el autor y luego por los comentaristas. Pero me siento tan identificado en tantos aspectos, que me veo obligado a aportar mi experiencia personal.

    Yo nunca quise hacer "divulgación científica". Ni siquiera era consciente de la cantidad ni la calidad de blogs de divulgación que existían. Leía algunos, pero igual que leía otros de cine, de videojuegos, de música. No pensaba en una "blogosfera científica".

    Pero me gusta escribir. Y me gusta la ciencia. Y no me gusta escribir sobre cosas que no entiendo, o que no me apetece entender. Así que empecé mi blog como divertimento, para dar salida a las ocurrencias que surgían en mi trabajo diario. Ocurrencias científicas, porque eso es a lo que me dedico. Fue entonces cuando me di cuenta dónde me había metido, y lo que empezó como un repositorio de ocurrencias para divertir y entretener a mis propios compañeros de trabajo, empezó a ser leído por más gente. Entonces como bien han dicho por ahí, yo mismo casi sin darme cuenta empecé a ir evolucionando, a hacer entradas más variadas, a escribir para más gente. Fue casi automático que acabase haciendo algunas entradas en las que explicaba conceptos y anécdotas científicas pensando en que ojalá las entendieran mis conocidos o lectores ocasionales menos formados en biología. Y entonces algún día, ni siquiera recuerdo cuándo, alguien me comentó que había leído con interés y sorpresa alguna de mis entradas y que había aprendido algo. La metamorfosis del blog ha sido, y sigue siendo, contínua y sorprendente incluso para mí mismo. Gracias a él, ha sucedido algo más importante para la divulgación científica en general, y es la cantidad de otros blogs y blogueros que he ido descubriendo, y el darme cuenta de lo importante y necesaria que es la divulgación sobretodo para los que trabajamos en ciencia. Gracias a ello he diversificado mi actitud, y mientras en mi blog sigo escribiendo en el tono que se me antoja, dando rienda suelta a mi creatividad y apetencias sin cortapisas, tengo otros foros donde practicar la divulgación más "seria", entrenando maneras y niveles de profundidad. Incluso me estoy animando con las charlas divulgativas. Todo esto en mi opinión son consecuencias magníficas de haber empezado a bloguear, y hacen que siga teniendo ganas de mantener mi sitio, sobretodo porque sé que irá cambiando y adaptándose tanto a mí como al mundo en que está inmerso.

    (continúa)

    ResponderEliminar
  26. (ya sabía yo que me iba a enrollar...)

    Encima, he perdido medio comentario, gracias blogger... intentaré reproducirlo más o menos:

    Decía en mi párrafo desaparecido que la satisfacción que está por encima de todas es que algunos amigos que no leen apenas, hayan leído artículos míos que les han parecido interesantes y con los que han aprendido, y sobretodo, saber que más de una persona utiliza mis posts y los de mis compañeros en sus clases de bachillerato para enseñar biología molecular. Esto hace pensar que realmente estamos contribuyendo en algo a difundir la ciencia, en mi opinión.

    Finalmente, decía que no hay que desdeñar el crecimiento bloguero, y coincido en el optimismo de Francis: he visto en mis casi cuatro años blogueros ver nacer y continuar muchos y muy buenos blogs (el caso de Scientia es apabullante). En este aspecto también es improtante estar ahí para servir de inspiración y motivación a otros: que mi humilde sitio haya servido para inspirar a otros blogueros que así me lo han dicho y que siguen creciendo y encontrando un hueco, me llena de orgullo y satisfacción. Es lo mismo que me sucedió a mí, y si mi blog tiene algo de original es porque en él he ido vertiendo todo lo bueno que he encontrado en los blogs que decubrí primero, el ya mencionado Copépodo que fue siempre mi modelo, Sergio Palacios y su FCF, y este mismo punto azul pálido de Dani donde pude ver que la Ciencia, su Historia, el cine y la literatura estaban al mismo nivel. Nosotros también blogueamos "a hombros de gigantes"...

    Y lo dejo ya, antes de que llegue el Sr. Lobo a bajarme los humos; debemos ser optimistas, pasar de premios y cifras, hacer lo que hacemos con el mismo amor de siempre, y encontraremos satisfacciones y a largo plazo podremos estar orgullosos de haber contribuido a que la ciencia llegue a cada vez más gente.

    Y si no, pues qué carajos, seguiremos divirtiéndonos y conociendo gente interesantísima. Sólo por eso, ya podemos estar contentos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabias palabras, Carlos. Coincido, y aumento mi admiración por ti.

      Salud!

      Eliminar
  27. Debo decir que me siento identificado con varios de los comentarios anteriores. No sé si es la crisis de los 40, recién cumplidos, o la de los 7 del blog. Seguro que la carga de trabajo influye. Aunque tal vez sea algo mas simple. Veo las cosas que quiero contar y me pregunto ¿Seguro que no ha sido contadas antes y mejor? ¿Seguro que escribir sobre ello es más útil que mencionar en Twitter la explicación de algún otro magnifico blog? Dado que la idea es transmitir conocimiento, me preocupa añadir ruido más que información.

    Supongo que son etapas y, afortunadamente, hay rotación en los autores para "tapar los huecos". No hay nada de malo en bajar el ritmo y retomarlo más adelante. Es la ventaja de ser un aficionado y no tener la obligación de publicar.

    ResponderEliminar
  28. Genial. Te prometí un comentario en Twitter, y la vida real(TM) interviene. Un par de días de retraso y ya está todo dicho. Bueno, no. Lo diré con mis palabras, y me referiré a mi experiencia, es decir, a mi blog.

    Divulgar es muy difícil. Al menos a mí me cuesta. Pero mi público principal me lo agradece: yo mismo. Explico para entender mejor. Mi blog, antes que nada, es para mí. Lo demás, siento confesarlo, es secundario. Yo no compito con nadie aparte de conmigo mismo y con mis propios estándares, ni pretendo que nadie lo haga conmigo.

    ¿El resto de la blogosfera? Quizá algunos se hayan desinflado (algunos de tus preferidos, algunos de los míos). Pero si algo me falta todos los días cuando abro mi lector de noticias es tiempo. Tantas veces he tenido que dejar de leer para escribir mis letras...

    ResponderEliminar