domingo, 8 de octubre de 2017

Los discípulos murcianos de Santiago Ramón y Cajal


La figura de Santiago Ramón y Cajal (1852-1934) es de sobra conocida por los lectores de este blog, o eso espero. Sin duda, se trata del mejor y más reconocido investigador español de todos los tiempos, galardonado con el Premio Nobel de Medicina en 1906 fue muchas cosas en su vida: joven rebelde, inventor, médico militar, culturista, fotógrafo, dibujante, ajedrecista, explorador, escéptico... Escribió o participó directamente en más de doscientos libros, artículos y manuales científicos, destacando entre todos su Histología del sistema nervioso del hombre y de los vertebrados, un clásico de la neurociencia.

Cajal es uno de los científicos más citados de la Historia de la Ciencia, a la altura de gigantes como Einstein, Darwin o Newton. Lo que poca gente sabe es que tuvo discípulos de Murcia. Y vaya discípulos. Hablemos un poco de ellos.


Luis Calandre Ibáñez (1890-1961)



Nace en Cartagena en una familia de siete hermanos, su padre era médico en el Hospital de la Caridad. En 1906 se traslada a Madrid para estudiar Medicina. Allí asiste a las famosas clases de Histología de Don Santiago Ramón y Cajal, cuya influencia le marcará durante su carrera investigadora y personal. Con Cajal, y con el también neurocientífico Nicolás Achúcarro, trabaja en la Junta de Ampliación de Estudios (JAE) como ayudante desde la mitad de su carrera hasta finalizar sus estudios. 

Tras licenciarse en Medicina en 1911 inicia una estancia en Berlín continuando los estudios de histología del corazón que inició con Achúcarro y Cajal. Tras volver de Alemania funda la revista Archivos de Cardiología y Hematología, en donde aparece por primera vez en español el término «cardiología». 

Comprometido con la II República, fue un destacado cargo de la Cruz Roja y tras la Guerra Civil fue condenado a 12 años y un día de prisión menor e inhabilitado como médico. Alejado de la investigación y la docencia se centró en autoeditar sus libros hasta su muerte en 1961. 

Amigo de Juan Ramón Jiménez, Giner de los Ríos, Manuel Cossío y otras personalidades de su época, a Calandre se le considera como el introductor de las técnicas modernas de la cardiología en España. 

Román Alberca (1903-1967)



Nace en Alcázar de San Juan pero permaneció vinculado a Murcia durante toda su vida. Comenzó sus estudios de Medicina en Madrid en 1917, siendo alumno de Ramón y Cajal pero especialmente de Pío del Río Ortega, con el que colaboró entre 1921 y 1926 en el Laboratorio de la Residencia de Estudiantes. 

En 1928 consigue la plaza de director del Hospital Psiquiátrico de Murcia, una institución precaria y obsoleta que modernizó y dotó de nuevos medios. Su ideología de izquierda moderada le causó problemas después de la Guerra Civil, pero eligió permanecer en Murcia. En 1943 publica el libro Neuraxitis ectotropas, una obra a caballo entre la neurología y la histología. Obtuvo en 1950 la cátedra de Psiquiatría de la Universidad de Salamanca, que cambió por la de Valencia, y la simultaneó con su cargo en Murcia hasta su muerte en 1967. 

Luis Valenciano Gayá (1905-1985)



Nació en la ciudad de Murcia donde comenzó sus estudios de ciencias con el  rector José Loustau, que le orientó y aconsejó para que continuara Medicina en Madrid. En Madrid fue alumno de Cajal, Juan Negrín y Marañón. Tras especializarse en Psiquiatría, y trabajar como médico en Madrid, se incorpora como Teniente médico durante la Guerra Civil del Ejército republicano. Tras la guerra fue apartado de sus anteriores cargos y tuvo que retirarse a Murcia en un piso prestado para comenzar desde cero. 

Poco a poco se fue reincorporando a la profesión médica, y pese a las zancadillas por su pasado político, ingresa en la Academia de Medicina y finalmente es nombrado director del Hospital Psiquiátrico de Murcia en 1967 tras el fallecimiento de Román Alberca. 

Tras su jubilación en 1976, y hasta su muerte en 1985, se dedicó a divulgar la historia científica de su generación. La Universidad de Murcia lo nombró Doctor Honoris Causa en 1983.


Antonio Pedro Rodríguez Pérez (1912-1964)



Fue el más joven de los discípulos de Cajal. Este ciezano de nacimiento pasó su infancia y adolescencia en Cartagena, debido a la profesión de su padre, que era practicante de la Armada.

En 1929 comienza sus estudios de Medicina en Madrid donde conoce a Ramón y Cajal, que lo recomienda para que trabaje con su aventajado discípulo Jorge Francisco Tello, con el que publica varios artículos científicos.

Durante la Guerra Civil fue sucesivamente teniente, capitán y comandante del Ejército Republicano en el área de Sanidad. Fue Jefe de Hospitales del Ejército de Maniobra y del Levante. Durante un combate perdió un ojo. 

Tras la guerra, se traslada desde Cartagena a Cieza. Fue condenado a 32 años de prisión. En los años de encarcelamiento escribió libros como Patografía de Don Quijote y Sancho, organizó conferencias sobre Ramón y Cajal para los presos y actuó como médico ayudante en la prisión de Cartagena. Con su amigo Eduardo Ortiz de Landázuri, médico responsable de las prisiones españolas, realiza el que se considera primer trabajo de nutrición en la Región de Murcia. Un estudio sobre la desnutrición en los establecimientos penitenciarios, que se plamó en tesis doctoral para Ortiz de Landázuri.

Antonio Rodríguez consigue la libertad provisional en 1944 y a partir de ahí retoma su actividad docente e investigadora en España pero sobre todo en Hispanoamérica, donde adquiere su merecido reconocimiento.

Falleció en Madrid en 1964 dejando una amplia obra científica sobre histología, cultivo de tejidos, neumología, endocrinología, medicina interna y otras disciplinas. Siempre fue un admirador de su maestro Santiago Ramón y Cajal, al que dedicó obras y conferencias.


FUENTES Y MÁS INFORMACIÓN:

- Diccionario biográfico y bibliográfico de la Ciencia y la Medicina en la Región de Murcia, José Miguel Sáez Gómez, Carlos López Fernández, Pedro Marset Campos y Juan Francisco López Sánchez. EDITUM, 2017.

- Sobre Ramón y Cajal, nada como el blog de José Ramón Alonso Peña y su categoría sobre Cajal.

viernes, 29 de septiembre de 2017

Locusta, la envenenadora al servicio de Agripina la Menor y Nerón

[Todas las curiosidades sobre tóxicos y venenos (serie Curio-Tox) que he publicado en el blog pueden leerse en este enlace]


Si algún lector habitual ha asistido durante estos últimos años a alguna de mis charlas divulgativas sobre los venenos a través de la Historia, reconocerá enseguida a nuestra protagonista de hoy: Locusta, la esclava envenenadora.


Para hablar sobre ella tendremos que remontarnos a la convulsa Antigua Roma del siglo I d.C. durante el mandato de los emperadores Calígula y Claudio. Tal fue su fama que se le atribuyen más de 400 asesinatos mediante el uso de arsénico y setas tóxicas. Locusta fue una esclava de la Galia que tras huir de un marido maltratador, al que asesinó no sabemos si con veneno o de otra forma, huyó a Roma para buscar fortuna aprovechando su extenso conocimiento de plantas y hongos, tanto con fines medicinales como con otros usos más oscuros. 

No hay muchos datos de la actividad de Locusta al servicio de Calígula pero sí que parece estar más documentado que entró en la nómina de Agripina la Menor, tras ganarse su reputación en las laderas del monte Palatino a donde acudían hombres y mujeres para recibir ponzoñas bien calculadas, y cuyo talento llegó hasta lo más alto de la nobleza romana.

Tras la ejecución de la emperatriz Mesalina por traición, el emperador Claudio contrajo matrimonio por cuarta vez con su sobrina Agripina, la hermana del fallecido Calígula y madre soltera de un tierno infante llamado Nerón. Claudio aportó al mantrimonio a su hijo Británico que, en principio, era el heredero al trono. Pero Agripina tenía otros planes y ahí es donde entró en acción Locusta.

En cuanto Claudio accedió a que Nerón fuera nombrado como sucesor en perjuicio de Británico, Agripina quiso adelantar la sucesión de su amado hijo y le preparó una sabrosa cena a base de setas -proporcionadas por Locusta- a su esposo, que murió entre fuertes dolores y convulsiones. Británico no duró mucho más y también fue envenenado poco antes de cumplir catorce años.

De esta manera, Nerón acabó siendo emperador (también intentó envenenar a su madre pero se cansó y la apuñaló) y el resto es la conocida secuencia que conocemos del cine... el incendio de Roma, los cristianos perseguidos y asesinados en el Coliseo... ¡NO!, el Coliseo se construyó después de esa época y Nerón nunca persiguió a los cristianos. O eso dicen los que saben.

El final de Locusta fue menos sutil que la muerte por envenenamiento. Fue condenada por el emperador Galba, sucesor de Nerón, a morir violada por una jirafa amaestrada para luego ser devorada por una manada de leones (Dammantio ad bestias). O eso se lee en algunos sitios (sí, en la Wikipedia). Pero no es así, no parece que fuera tan salvaje y morbosa la cosa. Las leyendas urbanas también existían en la antigua Roma. Y al final por ser mujer parece que el castigo tenía que ser ejemplarizante. Todo apunta a una simple ejecución por apuñalamiento o entrangulada.

Hasta aquí la historia y ahora un poco de ciencia.

El veneno favorito de Locusta era el proporcionado por la Amanita phalloides, un hongo del orden Agaricales bastante peligroso por contener amatotoxinas y falotoxinas, y que se considera responsable de la mayoría de muertes por intoxicación accidental tras su consumo.



Las toxinas de la Amanita phalloides bloquean la trascripción de las enzimas ARN polimerasa 1 y 2 en los organismos eucariontes, como nosotros, provocando necrosis en el hígado y los riñones. 




Recordad, todas las setas son comestibles. Todas, sin excepción. La única pega es que hay algunas que solo se pueden comer una vez.


#Naukas17 y Premio Tesla de divulgación 2017

Así comencé #Naukas17:

Haced clic aquí para ver mi charla en #Naukas17

Y así terminé:


Han pasado dos semanas y todavía estoy en las nubes. 

Siempre he dicho que la divulgación científica nos convierte en mejores personas. Y eso es, fue y será Naukas. Miles de buenas personas en el escenario, en los patios de butacas o en sus casas. Todo suma y todos sumamos. 



¡Viva la ciencia y su divulgación!

Todas las charlas de Naukas 2017, por cortesía de EITB

sábado, 23 de septiembre de 2017

Mitología y ciencia #26 en Onda Regional de Murcia





El pasado lunes 18 de septiembre hablé de la princesa Ariadna y su relación con la ciencia. Podéis escuchar el audio aquí y todos los programas de la sección de mitología y ciencia aquí. Que lo disfrutéis :)

Mitología y ciencia #25 en Onda Regional de Murcia


El dios griego Pan, su historia y su relación con la ciencia no se limita solo a la etimología de la palabra «pánico». Puedes aprender más en el programa que le dedicamos el 11 de septiembre en Onda Regional de Murcia. 

Se puede escuchar aquí.

Mitología y ciencia #24 en Onda Regional de Murcia


Turno del dios egipcio Amón en la sección de mitología y ciencia de Onda Regional de Murcia (programa emitido el 4 de septiembre de 2017). Se puede volver a escuchar aquí

martes, 29 de agosto de 2017

Mitología y ciencia #23 en Onda Regional de Murcia

Caronte, por Gustave Doré (La divina comedia)

Este verano no hay descanso para la divulgación en la radio.

El pasado lunes 21 de agosto hablé de Caronte y su relación con la ciencia. Podéis escuchar el audio aquí y todos los programas de mitología y ciencia aquí.

Salud.


lunes, 28 de agosto de 2017

Otra pequeña batalla perdida en la lucha contra la quimiofobia













Sin comentarios. 

miércoles, 16 de agosto de 2017

La influencia de la mitología en la ciencia (47ª Parte): Amón

[Nota inicial: Se puede consultar el resto de entregas de la serie sobre la influencia de la mitología en la ciencia desde este enlace]


Representación típica de Amón 
durante el Nuevo Reino | Fuente


En la mitología egipcia al dios egipcio Amón (Amén, Amún) se le aplicaba el epíteto de «rey de los dioses», hecho que hizo que los griegos lo asimilaran con Zeus. A Amón se le representaba con una cabeza de carnero con cuernos retorcidos. Era tenido como dios que mantenía la creación y de la fertilidad. Su esposa era Amonet o Amenet, una diosa protectora personificación del viento del norte, dador de vida.

Un gas, un fósil y una gema

El amoniaco recibe su nombre procedente del término griego ammōniakón, que significa «del oásis de Amón». Conocido desde la antigüedad, el historiador Herodoto lo menciona como presente en forma de efluvios (ahora sabemos que era cloruro de amonio) en unos depósitos de sal cerca del templo de Amón en la actual Libia donde se calentaba estiércol de camello. Parece ser que el nombre se lo puso el químico sueco Torbern Bergman (1735-1784), famoso por sus aportaciones en la notación de la Química.

Templo de Karnak, el gran santuario de Amón | Fuente

El amoniaco (NH3) es un gas incoloro con un olor muy característico. Y su importancia en la última centuria ha sido objeto de ríos de tinta, desde la revolución de la agricultura como fertilizante hasta su uso como precursor de explosivos, industria textil y un largo etcétera.

Los amonites, moluscos cefalópodos que vivieron hace 400 millones de años en el periodo Devónico Medio se llaman así por Plinio el Viejo (23-79 d.C), que en su Historia Natural asoció estos fósiles al cuerno de Amón por su forma enrrollada, en latín Amonius cornu. De ahí derivó hacia la voz Ammonite.

Existe una preciada -y preciosa- gema de amonite, aunque no es la única, que le hubiera encantado particularmente a la diosa griega Iris por su deslumbrante carácter iridiscente. Fue descubierta cerca de Lethbridge, en Alberta (Canadá) y se expone en el Museo Americano de Historia Natural. ¿Quién dijo que los fósiles eran aburridos?

Fuente


NOTA FINAL: Esta entrada ha sido posible gracias a Óskar González (@Oskar_KimikArte), profesor de la UPV/EHU, y todo un maestro en amalgamar la Química y el Arte. Echad un vistazo a su blog KimikArte y a sus colaboraciones con el Cuaderno de Cultura Científica, que son una absoluta delicia. Muchas gracias por ponerme en la pista de Amón, Oskar. :-)

martes, 15 de agosto de 2017

Mitología y ciencia #22 en Onda Regional de Murcia

Fuente: AstroMurcia

Perseo y las Perseidas en Onda Regional de Murcia. Una historia genial para contar en estos días de «lluvia de estrellas».

Programa emitido el 7 de agosto de 2017. Podéis escucharlo aquí.

Mitología y ciencia #21 en Onda Regional de Murcia





La influencia de la diosa Níobe en la ciencia la podéis escuchar aquí (31/07/2017).

Mitología y ciencia #20 en Onda Regional de Murcia



Un poco de mitología y ciencia veraniega con Haumea, diosa hawaiana de la fertilidad.

Se emitió el 24 de julio en Onda Regional y lo podéis escuchar aquí.

martes, 25 de julio de 2017

¡Y van siete! [Naukas Bilbao 2017 y mucho más]



La séptima edición viene cargada de novedades. Naukas Bilbao se celebrará este año en el Palacio Euskalduna de Bilbao del 14 al 17 de septiembre. La programación se ha ampliado y el mayor espectáculo del mundo de la divulgación científica os espera. -Programa (provisional) detallado-. Una vez más seré el encargado de dar la primera charla del viernes. Ufff, menudo canguelo me está entrando solo de pensarlo.

También habrá un nuevo evento donde parte de lo más granado de la investigación científica nacional contará con 20 minutos para explicar al público general en qué consiste su trabajo. Será el jueves 14 de septiembre por la tarde en la sala Barria del Palacio Euskalduna y lo han llamado Naukas Pro. -Programa-.

Y como en años anteriores habrá un Naukas Kids para los más pequeños que será el domingo 17 de septiembre por la mañana también en el palacio Euskalduna. -Programa Naukas Kids (provisional)-.

Os aseguro que esta edición dará más que hablar que cualquiera de las anteriores así que id buscando hueco en vuestras agendas para acercaros en septiembre a la capital de la divulgación científica.

Ah, pero esto no ha acabado amigos. Aún hay más. Todo lo que os he contado forma parte de algo más gordo, el Bizkaia Zientzia Plaza. Diez días, siete eventos. Mirad este vídeo y echad un vistazo a su web ( http://bzp.eus/ ).



Impresionante. Ni en mis mejores sueños creí que algo así se podía hacer en nuestro país. Y mucho menos participar con diez granitos (minutos) de arena ;-)

¡Nos vemos en Bilbao!




viernes, 21 de julio de 2017

Mitología y ciencia #19 en Onda Regional de Murcia



Las dos caras de Jano y su relación con la ciencia. Programa número 19 de mitología y ciencia en Onda Regional de Murcia del día 17/07/2017, que podéis escuchar aquí


martes, 11 de julio de 2017

Mitología y ciencia #18 en Onda Regional de Murcia


Palas Atenea, de Gustav Klimt

Palas, el mortal amigo de la diosa romana Atenea que nos demuestra el peligro para los humanos de ansiar la amistad de los poderosos dioses. 

Podéis escuchar mi intervención en ORM (10/07/2017) aquí.


jueves, 6 de julio de 2017

Mitología y ciencia #17 en Onda Regional de Murcia



En mi sección semanal de mitología y ciencia en Onda Regional de Murcia le ha llegado el turno a la diosa romana Juno y su influencia en la ciencia.

Podéis escuchar el podcast (03/07/2017) desde este enlace.

miércoles, 5 de julio de 2017

Libros para enamorarse [Artículo para el Cuaderno de Cultura Científica]


Una de mis webs de divulgación científica de referencia es el Cuaderno de Cultura Científica (CCC) de la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU

Mi última colaboración con ellos ha sido un post para la sección Editoralia, donde en palabras textuales del CCC, «personas lectoras, autoras o editoras presentan libros que por su atractivo, novedad o impacto (personal o general) pueden ser de interés o utilidad para los lectores del Cuaderno de Cultura Científica».

Espero que os guste mi selección. Podéis leerla aquí. ;-)

viernes, 30 de junio de 2017

Mitología y ciencia #16 en Onda Regional de Murcia



La diosa Dione era para el poeta Homero la hija de Urano y Gea, el cielo y la Tierra, los dioses primordiales y padres de la primera generación de Titanes y Titánidas, Cíclopes, Gigantes y Hecatónquiros. Y Dione era una de las esposas de Zeus.

Si queréis conocer su influencia en la ciencia y el porqué del cartel de la película La tienda de los horrores que abre el post, lo tendréis que hacer escuchando esta (26/06/2017) nueva entrega radiofónica en ORM. 

Buen finde.

martes, 20 de junio de 2017

Los riesgos de las pseudociencias, a debate [Artículos de opinión en el periódico La Verdad]


El pasado domingo 18 de junio el periódico La Verdad de Murcia publicaba en su edición impresa un excelente reportaje titulado De vuelta a la cuevafirmado por el periodista especializado en sanidad y política social Javier Pérez Parra. Un artículo directo y sin equidistancias sobre el auge de las pseudociencias y pseudoterapias, del que os recomiendo su lectura.

Unos días antes, y sin haber leído este reportaje, me pidieron desde el periódico que si podía escribir un artículo de opinión sobre las pseudociencias en general y sus riesgos. Acepté encantado, cómo no.

El resultado lo tenéis a continuación. Como se puede comprobar, mi compañero de opinión es mi más que admirado divulgador y coordinador de la Unidad de Cultura Científica de la UMU Jose López Nicolás, cuya columna es para enmarcarla. Nadie como Jose con la valentía para azotar a la anticiencia, nadie como él para agitar las conciencias y decir las verdades a la cara. ¡Basta ya! Algo que lleva haciendo sin descanso los últimos años de forma pública. Gracias de nuevo. 

Espero que os guste también mi artículo, con un enfoque distinto pero complementario. 800 palabras dan para lo que dan.

Salud, nunca mejor dicho.


Clic en la imagen para ampliar


Actualización: Parece que no se ve bien la imagen. El artículo de Jose lo podéis leer aquí y el mío os lo transcribo a continuación:

«Las hay clásicas como la astrología, la ufología, el espiritismo, la telepatía, la videncia, el reiki o la homeopatía; de moda, como la terapia con ventosas (cupping), la dieta alcalina o la bioneuroemoción; surrealistas como la orinoterapia, cuyo nombre ya lo dice todo o incluso están las que afirman alegremente y sin fundamento que las vacunas causan autismo, olvidando que quizá, junto con la cloración del agua de consumo y los antibióticos, la vacunación sea uno de los inventos que más vidas ha salvado en la historia de la humanidad.
Pero todas comparten una denominación común: son las llamadas pseudociencias, o pseudoterapias cuando se postulan como alternativa a la medicina convencional. Se trata de conjuntos de creencias o tratamientos que se presentan con la intención de parecer científicos pero que en la realidad carecen de evidencia contrastable y no siguen el método científico. Realizan afirmaciones que pretenden producir conocimiento científico pero sin cumplir con las características asociadas con la ciencia y su metodología.

Somos crédulos por naturaleza. Desde la infancia aceptamos las advertencias que nos hacen nuestros padres o maestros sin cuestionar directamente la validez de las mismas. Si nos dicen que meter los dedos en un enchufe o comernos cualquier seta del campo es peligroso, nos lo creemos y no se nos ocurre aplicar la experimentación directa para comprobarlo. Nuestros ancestros del Paleolítico tenían más probabilidades de sobrevivir si estaban convencidos de que estaban expuestos a un peligro pese a que sus sentidos no lo detectaran. A lo largo de la evolución humana las creencias han permanecido como algo vital para la supervivencia, lo que nos ha dejado de forma residual y a nivel adaptativo un terreno fértil para el surgimiento de las pseudociencias. Siempre hemos sido presas fáciles.

La ciencia adquiere sus conocimientos siguiendo los pasos del método científico, que, en resumen podemos definirlo como aquel que se basa en la observación o detección de un fenómeno, su medición, la recopilación de datos y la repetición del experimento de forma independiente. Con los datos obtenidos se establece una hipótesis cuya validez se confirma o se rechaza de acuerdo a su capacidad de predecir los resultados de nuevos experimentos. Es la forma más objetiva que tenemos de conocer la realidad y en el que confiamos cada vez que cogemos un avión o abrimos una lata de conservas sin miedo a morir intoxicados. Y por el contrario, las pseudociencias basan su doctrina en anécdotas, evidencias imposibles de verificar, testimonios aislados sin ninguna fundamentación o ideas delirantes que contradicen las leyes de la química. Todas con el denominador común de ir siempre dirigidas a las emociones y la promesa de proporcionarnos algún beneficio físico o de complacencia espiritual, que no podemos adquirir por los medios convencionales.

Cuentan que el rey Ptolomeo I, angustiado por las dificultades que sufría al iniciarse en las Matemáticas, le preguntó al gran Euclides si no había otra forma más rápida de aprender Geometría que no fuera el estudio profundo de los trece volúmenes de sus Elementos. Y el sabio Euclides le respondió: «Majestad, no hay atajos reales para la Geometría».

Las pseudociencias nos prometen «atajos» para curarnos de enfermedades sin sufrir largos o duros tratamientos, para mejorar el rendimiento intelectual o deportivo con poco esfuerzo, para cambiar nuestro destino escrito en los cielos o en la palma de la mano, nos quieren hacer sentir especiales. En definitiva, nos ofrecen el camino corto y fácil para resolver nuestros pequeños o grandes problemas cotidianos, aprovechándose en algunas ocasiones de la desesperación y el sufrimiento.

Las afirmaciones extraordinarias de las pseudociencias requieren pruebas extraordinarias, parafraseando la famosa máxima atribuida al filósofo escocés David Hume y que popularizó doscientos años después el científico y divulgador Carl Sagan. Cuanto más extraña y asombrosa sea una afirmación o promesa, más contundente y evidente tiene que ser la prueba y no vale el mero testimonio o igualar el efecto placebo. Hay que convencer con pruebas.
Donde las pseudociencias producen el mayor daño es el ámbito de la salud. Es cierto que muchas de ellas no tienen efectos secundarios -porque no los tienen primarios- y los casos de enfermos que abandonan un tratamiento convencional por otro alternativo con el resultado de su muerte son por desgracia cada vez más frecuentes.

En las últimas semanas hemos leído que la Organización Médica Colegial de España ha denunciado un centenar de webs a la Fiscalía General del Estado por promover falsas terapias, la Real Academia Nacional de Farmacia se ha pronunciado tajantemente (¡ya era hora!) sobre la ineficacia y el riesgo de la homeopatía, el reiki ha sido expulsado de los hospitales públicos por la Consejería de Sanidad de Madrid… Parece que algo se está moviendo pero queda mucho trabajo por hacer.

Cuestiónese todo, pida pruebas, y no crea en los «atajos». El mundo real no funciona así.»

jueves, 15 de junio de 2017

Mitología y ciencia #15 en Onda Regional de Murcia



Esta semana la protagonista de mi sección de mitología y ciencia en Onda Regional de Murcia ha sido Átropos. Estuvimos hablando Marta y yo de la temible diosa de las tijeras, la belladona, Ambrose Bierce, la atropina, serpientes, una mariposa (ver imagen del post) y un asteroide. Espero que os guste :-)

El programa (12/06/2017) se puede escuchar aquí.

domingo, 4 de junio de 2017

La tabla periódica de los elementos [Historia, Alquimia, Podcast y mucho más]


Hay links para guardarlos en favoritos y links para guardarlos en FAVORITOS. Y luego está ESTE link.

Advertencia: Si te gusta la química tienes por delante horas de gozo absoluto con la historia de los elementos, los podcast, vídeos y mucho más. Espero que os guste :-)

FUENTE: Royal Society of Chemistry


lunes, 29 de mayo de 2017

Mitología y ciencia #14 en Onda Regional de Murcia



Nueva entrega radiofónica del repaso a los mitos y su influencia en la ciencia en Onda Regional de Murcia. Turno para la diosa romana Ceres, origen del nombre de un planeta enano y un elemento químico. Espero que os guste.

Podéis escucharlo (29/05/2017) desde este enlace.

jueves, 25 de mayo de 2017

Mitología y ciencia #13 en Onda Regional de Murcia


Como cada dos semanas, este lunes estuve en Onda Regional de Murcia con Marta Ferrero hablando del titán Prometeo y su relación con la ciencia. Una relación bastante extensa, por cierto. De hecho, creo que bate un récord en cuanto a número de referencias, siete en total. Terminamos el programa con un poco de literatura relacionada con este mito tan inspirador. Espero que os guste. :-)

Podéis escuchar mi intervención (22/05/2017) desde este enlace. 

domingo, 21 de mayo de 2017

El mapa de la química [Vídeo]



Preparaos para ver un resumen, en forma de animación y subtitulado en inglés, de la disciplina de la Química y su importancia en nuestra sociedad, en apenas doce minutos. Muy didáctico y currado. Espero que os guste tanto como a mí. 



También hay uno de la Física y de las Matemáticas. Que lo disfrutéis. :-)

NOTA: Esta entrada participa en la LXIV edición del Carnaval de Química, alojada en el recomendable blog «Ciencia Química en el siglo XXI» del gran @QXXI_justoginer

martes, 16 de mayo de 2017

La escala del universo [Vídeo]

En los sonrojantes albores de este blog, en abril de 2010, publiqué una entrada titulada Finitudes, perspectiva y potencias de diez, con tres vídeos de esos tan inspiradores que nos colocan en nuestro sitio y nos dan una lección de humildad.

Recientemente he encontrado otro vídeo, que bien pudiera sustituir a los anteriores, y que procedo a compartir con vosotros. Recordad: luces apagadas, pantalla grande y música gloriosa (la que más os guste o la que viene en el vídeo).




Fuente: La ciencia y sus demonios.

Historia absurda de España [Reseña del libro de Ad Absurdum para El Buscalibros]

Fuente

«Con el subtítulo De Granada ’92 a Barcelona ’92, los chicos de Ad Absurdum perpetran un original libro de texto de historia. Sí, un libro de texto, porque Historia absurda de España es ante todo un libro que bien podría  -y debería -tenerse por lectura obligada en las aulas de nuestro país. Alejado del discurso simplista, de la hagiografía o de los aburridos manuales cronológicos con los que hemos estudiado...»

[Sigue leyendo en El Buscalibros]

domingo, 14 de mayo de 2017

La influencia de la mitología en la ciencia (46 Parte): Epimeteo

[Nota inicial: Se puede consultar el resto de entregas de la serie sobre la influencia de la mitología en la ciencia desde este enlace]


Pandora y Epimeteo en pleno acto de pasión.
El voyerista es Pan. | Fuente

Epimeteo (en griego antiguo «el que reflexiona o llega más tarde») era en la mitología griega uno de los hijos del titán Jápeto y de la oceánice Clímene, siendo más conocido por ser hermano de Prometeo.

Y fue Prometeo quién desafió al poderoso Zeus y entregó el fuego a los mortales. En castigo a tal afrenta, Zeus mandó a Hefesto que moldeara en arcilla a Pandora, una bella y curiosa criatura a quién la diosa Atenea le insufló la vida. Fue Hermes, el astuto mensajero, el que siguiendo las instrucciones de la venganza de su padre Zeus preparó todo para que Epimeteo se casara con Pandora, pese a las advertencias previas de su hermano Prometeo.

En cuanto Pandora se instaló en el mundo de los mortales, abrió la tapadera de una vasija que traía con ella como regalo de bodas y esparció por el mundo enfermedades y castigos que antes no existían como el trabajo, la locura, la vejez... Solo la esperanza descansaba en el fondo de la vasija, de la caja de Pandora.

Epimeteo y Pandora engendraron una hija, Pirra, que contrajo matrimonio con el rey Deucalión, hijo de Prometeo y Pronea, y el equivalente griego al Noé de la Biblia. Tras el diluvio ordenado por Zeus para destruir la humanidad sobrevivieron Epimeteo, Pandora y su hija Pirra dentro de un arca, tras nueve días y nueve noches de lluvia interminable que arrasó la humanidad. Una vez a salvo viajaron a Delfos para consultar el oráculo con la finalidad de sulpicar a Zeus que repoblara la Tierra. Zeus accedió, y así, las rocas que arrojó Deucalión desde el monte Parnaso se convirtieron en hombres y las de Pirra en mujeres.

Una luna de Saturno y un asteroide

Con el nombre del titán Epimeteo se designó a uno de los satélites naturales de Saturno, descubierto en diciembre de 1966 por el astrónomo observacional estadounidense Richard L. Walker. Días antes, el astrónomo francés Audouin Dollfus desde el observatorio del pic du Midi de Bigorre de los Altos Pirineos franceses había descubierto un objeto muy similar, Jano, pero hubo que esperar a principios de los ochenta cuando la confirmación definitiva de que eran dos satélites distintos vino de la mano de la sonda Voyager I. Fue entonces cuando recibieron la denominación mitológica.


Epimeteo fotografiado por la sonda Cassini el 30 de enero de 2017 | Fuente

Epimeteo es un un cuerpo helado, poroso y pequeño, tiene alrededor de 115 kilómetros de diámetro y presenta multitud de cráteres en su superficie, algunos de hasta 30 metros de ancho. La presencia de estos cráteres sugiere que debe ser bastante viejo. Gira en la misma órbita que Jano e intercambian sus posiciones orbitales (de exterior a interior y viceversa) alrededor de Saturno cada cuatro años.


En el cinturón de asteroides existe un objeto de unos ocho kilómetros de diámetro llamado Epimeteo, el (1810) Epimetheus. Le debemos su descubrimiento a los astrónomos Ingrid van Houten-Groeneveld, Cornelis Johannes van Houten y Tom Gehrels que lo observaron por primera vez desde el observatorio del Monte Palomar el 24 de septiembre de 1960. El asteroide Epimeteo tarda 1212 días en completar una vuelta al sol.


__________________

Bonus: 

Relacionado con la historia de la caja de Pandora no he podido evitar recordar un maravilloso diálogo de Sandman de Neil Gaiman, un duelo entre Sueño y un demonio sobre creaciones o conceptos cada vez más poderosos que se van destruyendo, y que os transcribo a continuación:
«Demonio: Muy bien. Yo muevo primero... Soy un lobo solitario, merodeador, asesino.

Sueño: Soy un cazador, a caballo, caza lobos.

Demonio: Soy un tábano, enemigo de caballos y cazadores.

Sueño: Soy una araña de ocho patas, comemoscas.

Demonio: Soy una serpiente, devora arañas, venenosa.

Sueño: Soy un buey, pesado, aplasta serpientes.

Demonio: Soy un antrax, bacteria destruye vidas.

Sueño: Soy un mundo en el espacio, dador de vida.

Demonio: Soy una nova que explota... quemando mundos.

Sueño: Soy el Universo... abarco las cosas, abrazo la vida.

Demonio: Soy la antivida, la bestia del juicio. Soy la oscuridad al fin de todo. Fin de universos, dioses, mundos... de todo. ¿Y qué serás tú, soñador?

Sueño: La Esperanza.

Demonio: Oh, pues yo soy, sss, yo... yo... no lo sé.»