viernes, 7 de mayo de 2010

Ida y vuelta

Te propongo un viaje para este fin de semana. Durará solamente 6 minutos y medio. Desde la cordillera del Himalaya serás abducido hasta el origen del universo, tocarás "la pared" y caerás vertiginosamente hacia casa, hacia éste momento, hacia ti mismo...

Requiere no ser interrumpido, expandir la pantalla, crear un entorno oscuro y darle algo de volumen al audio.

Agárrate a la silla y pulsa Play. Buen viaje.

9 comentarios:

  1. 1 billón para los americanos son 100.000 millones....

    ResponderEliminar
  2. Un gran video, gracias.

    Dani, el billón americano son 1000 millones. ;)

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Upps!, gracias por la aclaración Javi, es que estaba haciendo la renta y me he despistao con las cifras.... :D

    Gracias por entrar. sal2

    ResponderEliminar
  4. Que pasada, cuando volvia hacia la via lactea ya me sentia como en casa. Quizá el infinito solo esté en nuestro en nuestro interior.

    ResponderEliminar
  5. me resultan fascinantes la recreaciones del universo. dan idea de lo absolutamente insignificantes que somos. yo queria ser astronauta...

    ResponderEliminar
  6. precisamente el astronauta es que se siente más insignificante. :-)

    ResponderEliminar
  7. Lo que hace que este vídeo sea único y diferente a la mayoría de los que se han hecho hasta ahora es que todo lo que en él aparece está basado en datos reales. Es decir, que no se trata de un vídeo "artístico" realizado según simples criterios estéticos, sino de una auténtica reconstrucción, pieza a pieza, de todo lo que sabemos sobre el universo en que vivimos.
    Todo, desde las trayectorias de los satélites que orbitan la Tierra, hasta la posición de todas las estrellas, galaxias o lejanísimos quasares, está basado exactamente en los datos que tenemos sobre cada uno de esos objetos. O para ser más precisos, en los datos del Sloan Digital Sky Survey, que componen la que quizá sea la visión más completa del universo de que disponemos hasta el momento.
    A pesar de todo, y debido a la posición geográfica en la que se encuentra el telescopio de dos metros y medio del Apache Point Observatory, en Nuevo México, que es el que utiliza el Sloan Digital Sky Survey, existen zonas "oscuras", es decir, áreas del universo que el telescopio, físicamente, no puede observar. Por eso, en el vídeo, la distribución de las galaxias observadas tiene la forma de dos conos unidos por la punta (el punto de unión es la Tierra), y el resto aparece en negro.
    En total, el trabajo comprende casi un millón de galaxias y más de 120.000 quasares. El viaje, que comienza en el Himalaya, termina en el límite mismo de lo que podemos observar con los instrumentos más potentes de ue disponemos, los ecos del Big Bang, a 13.700 millones de años luz de distancia, y sirve para que todos nos demos cuenta, de una forma directa y visual, de lo insignificantemente pequeño que es nuestro mundo, incluso nuestra galaxia, si se compara con todo lo que hay "ahí fuera"...

    ResponderEliminar
  8. Gran vídeo, no lo había visto, y eso que en mi blog intento estar al día de joyas como esta. Echo en falta una banda sonora con más fuerza

    ResponderEliminar
  9. @Jeibros: Es grandioso :))
    Y sí, la banda sonora puede ser mejor.

    ResponderEliminar