jueves, 7 de junio de 2012

El Teorema de Pitágoras explicado por Jacob Bronowski

El matemático y divulgador científico británico Jacob Bronowski nos explica el Teorema de Pitágoras en el siguiente vídeo. Al estilo Bronowski, con ese toque poético inigualable y profundo. Lo siento, está en inglés y no sé subtitular vídeos de Youtube, ni tengo tiempo. De todas formas creo que se entiende bastante bien; Bronowski vocaliza perfectamente.

                    

Hasta hoy, el teorema de Pitágoras sigue siendo el teorema individual más importante de toda la matemática. Parece extraordinario decirlo, pero no es una extravagancia; porque lo que estableció Pitágoras es una caracterización fundamental del espacio en que nos movemos, traducido por primera vez a números. Y el ajuste exacto de los números describe las leyes exactas que regulan el universo. En efecto, los números que componen los triángulos rectángulos han sido propuestos como posibles mensajes a otros planetas, en búsqueda de prueba de la existencia de vida racional en éstos.

El caso es que el teorema de Pitágoras, en la forma en que lo he demostrado es una elucidación de la simetría del espacio plano; el ángulo recto es el elemento de simetría que divide el plano en cuatro. Si el espacio plano tuviese un tipo de simetría diferente, el teorema no seria válido; seria válida alguna otra relación entre los lados de triángulos especiales. Y el espacio es una parte tan crucial de la naturaleza como lo es la materia, pese a que (al igual que el aire), es invisible; esto constituye el meollo de la ciencia geométrica, la simetría no es sólo una sutileza descriptiva; como otras ideas de Pitágoras, penetra en la armonía de la naturaleza.

Cuando Pitágoras demostró el gran teorema, ofreció cien bueyes a las musas, agradeciendo la inspiración. Es un gesto de orgullo y humildad a la vez, que todo científico siente aún en nuestros días cuando los números se ajustan y dicen: «Esto es parte de la llave de la estructura de la naturaleza misma».

Pitágoras era filósofo y algo así como una figura religiosa para sus discípulos. El hecho es que había en él algo de esa influencia asiática que dejó su huella en toda la cultura griega y que solemos dejar de lado. Pensamos en Grecia como parte de Occidente; pero Samos el límite de la Grecia Clásica, está situada a kilómetro y medio de la costa de Asia Menor. Esta fue la fuente de gran parte del pensamiento que inspiró a Grecia y que pasó de nuevo a Asia en los siglos posteriores antes de llegar a Europa occidental.
¿No conocías a Jacob Bronowski y su obra maestra El ascenso del hombre, de la que está extraída el vídeo y fragmento anterior? No me extraña nada. Es todo un desconocido en nuestro país, incluso dentro del mundo de la divulgación científica. Hace un par de meses escribí sobre él en Amazings.es con el fin de dar a conocer un poco más su obra. El ascenso del hombre es absolutamente imprescindible y quizá, al igual que Cosmos de Carl Sagan, siempre hay un antes y un después tras verlo. No te deja indiferente. Todo esfuerzo por difundir esta obra documental o el libro que se publicó tras ella merece la pena. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada