viernes, 10 de diciembre de 2010

¿Fue James Clerk Maxwell lo que calificaríamos ahora como un "nerd"?

Que conste, y lo digo al principio de este artículo, que no me gustan nada ciertos estereotipos; los veo como injustos, crueles la mayoría de las veces y siempre innecesarios, y creo que son fruto de mentes miserables que anteponen la asociación fácil al esfuerzo de empatizar o pensar, aunque sea sólo mínimamente, en lo que están diciendo o a quién están señalando. No soy una persona a la que le guste prejuzgar o etiquetar, al menos suelo hacer el esfuerzo de intentarlo, y la experiencia me ha confirmado que casi siempre las primeras impresiones son precisamente eso, las primeras, luego vienen las demás. De hecho, uno de mis lemas preferidos, que a veces me repito en plan mantra, es una famosa cita de Soren Kierkegaard que dice así: "Si me etiquetas, me niegas". También suelo hacer caso al subtítulo de este blog y tomar cierta perspectiva de las cosas y de las situaciones.


Hay un tipo de esterotipo, en el ámbito de la ciencia, que nos muestra a los científicos  como unos locos despistados, con gafas de culo de vaso, inadaptados sociales, nulos deportistas, que no se comen un rosco ni en Reyes y que visten como si estuvieran amortajados. Lo que se conoce popularmente como nerd, un término anglosajón surgido en los años 70 y que podríamos traducir como empollón, cerebrito o también como bicho raro. Hay muchos ejemplos: Jerry Lewis en "El profesor chiflado", Flippy del programa El Hormiguero, Sheldon Cooper de la exitosa y divertida serie "The Big Bang Theory". Serán divertidos -no en el segundo de los casos que he citado- pero a mi juicio causan más daño que beneficio.

Pensemos un momento en científicos o divulgadores reales...¿Quién nos viene a la mente?..., bueno sí, Einstein quizá vistiera siempre igual o mostrara un look digamos peculiar, pero por cada uno que buscáramos como pieza que encaje dentro del estereotipo seríamos seguro capaces de contrarrestar con otro totalmente opuesto. Si me preguntas por Einstein y su look, contrarestaría, por ejemplo con el elegante Richard Feynman. Si pensamos en algún científico misógino -no diré nombres- pues la mejor réplica conocida es un todo un figura como Erwin Schrödinger, de quién se dice que era un mujeriego empedernido, tuvo dos esposas y varias amantes a la vez... Y si hablamos de inadaptación social y nos viene a la cabeza, por ejemplo, Isaac Newton, quién mejor que Bertrand Russell o Linus Pauling como ejemplos de todo lo contrario. Podríamos estar todo el día dando nombres. Y seguir con otros muchos ejemplos más cercanos a nosotros: conocidos en la universidad o centros de investigación, etc.


El gran Carl Sagan, otro ejemplo de que el esterotipo nerd no es para nada real, trató este tema en el capítulo 23 de su libro El mundo y sus demonios. Y lo hizo para introducirnos en la figura de uno de los físicos más importantes de la historia: James Clerk Mawell.



No cabe duda alguna de que el escocés James C. Maxwell fue una de las mentes más lúcidas de la física que han existido. Sus logros en electrodinámica y en la teoría cinética de los gases marcaron un punto de inflexión en la historia de la física. En su conocida obra publicada en 1865 "A Dynamical Theory of the Electromagnetic Field" desarrolló su revolucionaria teoría general de los campos electromagnéticos unificando el electromagnetismo con la óptica. Pero Maxwell fue más allá e incluso realizó importantes avances en astronomía, demostrando la naturaleza de los anillos de Saturno o refutando la teoría nebular sobre la formación del sistema solar. Un genio indiscutible, pero dicen sus biógrafos que algo "rarito".


Maxwell procedía de los Clerk, una tradicional familia de la aristocracia escocesa, un linaje que remontaba su influencia en la sociedad británica desde hacía más de dos siglos. La trayectoria educativa de Maxwell comienza en Glenlair (la hacienda de su padre) de donde pasó a la Academia de Edimburgo y posteriormente a la Universidad de esa ciudad. Maxwell brillaba por poseer una renacentista cultura, destacando especialmente en ciencias y en matemáticas. A la edad de catorce años publicó su primer ensayo matemático, un método para dibujar curvas ovaladas con ecuaciones de grado superior a las de las elipses, utilizando lápiz, cuerda y dos alfileres.

El joven Maxwell era irónico, poco dado a la risa fácil, y solía expresarse en público empleando hipérboles. No ocultaba su acento provinciano y no era alguien preocupado por vestir a la moda, de hecho vestía buscando la comodidad y no se preocupaba de su aspecto. En la escuela le llamaban "Dafty", un término coloquial que deriva de daft, chiflado o loco en inglés. Es conocida su autoría de un estudioque pretendía resolver la siguiente cuestión: "¿Por qué un gato siempre cae de pie, incluso cuando se le da la vuelta y se suelta desde una altura de dos pulgadas?". He intentado encontrar ese peculiar estudio, pero no lo he conseguido, al menos no está accesible en internet. Lo que está claro es que Maxwell era una mente excepcional y no se preocupaba más que de su pasión: la ciencia y el conocimiento, descuidando otros aspectos de su vida.


Como señala Sagan en El mundo y sus demonios:

"Muchos años después, en 1872, en su conferencia inaugural como profesor de física experimental de la Universidad de Cambridge, aludió al estereotipo de científico nerd «bicho raro»:
 No hace tanto tiempo que se consideraba necesariamente al hombre que se dedicaba a la geometría, o a cualquier ciencia que requiriese una dedicación continua, como un misántropo que ha tenido que abandonar todos los intereses humanos para entregarse a abstracciones tan alejadas del mundo de la vida y la acción que se ha vuelto insensible a las atracciones del placer y a las exigencias de la obligación.
Sospecho que «no hace tanto tiempo» era la manera de Maxwell de recordar las experiencias de su juventud. A continuación decía:
En el día de hoy no se contempla a los científicos con el mismo temor respetuoso o la misma sospecha. Se considera que están de acuerdo con el espíritu material de la época y que forman una especie de partido radical avanzado entre los hombres cultos.
Toda una declaración de intenciones y un duro golpe al estereotipo. 
Así era Maxwell, sin duda un gran personaje de la física, al que siempre recordaremos por sus elegantes ecuaciones...



Si tienes una camiseta como ésta (o te gustaría tenerla) ...por favor, haz que te lo miren. Es grave.

Referencias:
El Mundo y sus demonios. Carl Sagan
http://www.uncachodeciencia.org/wp-content/uploads/jcmaxwell.pdf

Imágenes:
http://www.nytimes.com/imagepages/2004/10/12/movies/12dvd.ready.html
http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/a/ac/YoungJamesClerkMaxwell.jpg

NOTA: Esta entrada es la contribución de EPAP a la XIV edición del Carnaval de la Física, que en esta ocasión organiza el blog  Las Historias Eulerianas, un espacio creado por Eulez, el amigo nerd (físico, dibujante, ciclista, ...) y uno de los perpetradores de la revista Quanto. Cachis, he vuelto a estereotipar a alguien :-P

16 comentarios:

  1. Jajaja, yo me se de uno que tiene esa camiseta. Bah! No es tan friqui! ¡Hay cosas peores!

    ResponderEliminar
  2. Bien dicho, no todos los científicos son unos nerds. Aunque para ser justos, he conocido a algunos peores que el propio Sheldon Cooper ;-)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Me pido la camiseta en azul!
    y con una onda multicolor en la espalda.
    Muy entretenido el artículo.

    ResponderEliminar
  4. La primera vez que escuche esa frase de Kierkegaard fue en “Wayne’s World” ¡Ja ja ja!

    Escribe Lewis Campbell, su biógrafo, que probablemente la tendencia de Maxwell a hablar en hipérboles, se incremento por las reprimendas de su preceptor, y posteriormente en la escuela, pues era en parte un mecanismo psicológico de defensa.

    Tenia entendido que en las caídas de menos de metro y medio, el gato no tiene tiempo de darse la vuelta, voy a probarlo.

    A los que tratan mal al nerd que no puede librarse del estereotipo de bicho raro, les digo:

    Crees en el horóscopo, en espantos, en la homeopatía, en la power balance. Te pintas la cara de colores, vas sin camiseta y con una bandera atada al cuello, con un gorro gigante de gomaespuma, te quedas afónico de gritar a 22 tíos tras una bola…¿y dices que un nerd es un bicho raro?

    ResponderEliminar
  5. Vaya, parece que no hemos avanzado mucho desde Maxwell, mucha gente sigue teniendo la misma imagen del científico. Aunque como dice Daniel Marín, hay algunos que son peores que Sheldon xD

    Lo sencillicas que son las cuatro ecuaciones, y el mal que me están dando estos días :P

    ResponderEliminar
  6. @Eulez: Menudo trauma cuando he abierto el enlace. Eso más que nerd es frikismo con denominación de origen XDDD. Muchas gracias por pasar y dejar tu comentario. Todo un placer recibirte por aquí :-)

    @Daniel: ¿Peores que Sheldon? Hombre, no seas malo, no se puede ser peor.... XDD Gracias y un saludo. :-)

    @Anónimo: ¿en azul?, sí señor, haciéndo honor al nombre y los colores de este blog. Me la pido también. Gracias por tu comentario. :-)

    @Yunni: Por favor, graba en vídeo lo del gato :-) y nos lo enseñas. Toda la razón con tu párrafo final. Yunni, como siempre, un honor leerte por aquí. Un abrazo :-)

    @fisiliosofo: Ánimo con Maxwell, peor lo pasé yo. En 3º de mi carrera el profe empezó el primer día con las ecuaciones de Maxwell, así sin vaselina ni ná, ni recordatorio de cálculo vectorial, ni introducción... a lo salvaje. Suspendí, claro. Bueno, al final saqué notable y todo en la concocatoria de diciembre. :-) Gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  7. Todo el que estereotipa a los científicos debería ver algunos blogs de aquí :).

    (Por cierto, ¿lo del gato que se cae de pie no era una leyenda urbana? No me digas que he estado equivocado toda mi vida :(

    Saludoss.

    ResponderEliminar
  8. Dani, un artículo excelente, de los que mas me han gustado de los que te he leido, supongo que sobre todo por el tema reivindicativo de nuestra condición de hombres de ciencia. Yo lo soy y muy contento de serlo. Creo que hoy dia la gente usa las palabras friki o nerd con mucha ligereza sin apenas saber que significan. Hace un par de días una amiga de mi novia me vio resolver el cubo de rubik en un par de minutos y exclamo: "pero que friki". Le eche una mirada glacial que le corto el aliento y le tendi el cubo diciendo "a ver si puedes"...creo que ser consciente de sus limitaciones la hizo avergonzarse bastante :p

    Además, acaso la gente que no se dedica a la ciencia podria admirar una espiral de Fibonacci como lo hacemos nosotros? --> http://weblog.sinteur.com/wp-content/uploads/2010/02/s32Pg.jpg

    Saludos!

    ResponderEliminar
  9. @Alive: Bueno, seguro que hay algún nerd infiltrado XDDD. Gracias por pasar. ¿Nunca has tenido gatos, verdad?. Yo los tuve y la verdad, caen de pié, la pregunta que se hizo Maxwell estaba relacionada con la distancia mínima. ;-)

    @Cienciadifusa: Muchísimas gracias, me alegro de que te haya gustado. :-)
    Te envidio (de forma sana). Yo no trabajo en la ciencia, aunque mi formación si que es científica. Y me hubiera gustado mucho trabajar en investigación, pese a los "Idiots"...Me conformaré con la divulgación.

    La imagen de Fibbonacci es espectacular, antes de abrirla ya pensaba en ella. La sorpresa ha sido que es la misma imagen que tenía en mente :-)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  10. Ciertamente, es injusto que se tache a todos los científicos como "nerds", también los programadores informáticos por su autista trabajo tienen esa reputación (sólo hay que ver "The it crowd"), aunque a mi los que me gustan no son los científicos brillantes sino los genios locos, los que tienen un manera de destruir a la raza humana con virus, explosivos y llevan los pelos de punta y tiene los ojos salidos, algo así como el "Doc" de Regreso al futuro, aunque en ese caso es bueno.

    Hoy en día entre geeks, friks y modernillos varios, los nerds abundan, estáis salvados! ;)

    ResponderEliminar
  11. Dani, para cuando un post sobre los gatos y la ecuación inercial de caída libre como un taxi?

    Voy a hacer yo también una reflexión profuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuda Chof.

    ResponderEliminar
  12. Dios nos libre de los científicos que no aparenten ser un Nerd. Conozco algunos que bajan de sus coches de gama alta y sus suelas no llegan a tocar el piso... Eso sí que da terror.
    El aspecto es fruto de la pasión.

    ResponderEliminar
  13. estoy plenamente deacuerdo con tu visión e incluso con muchos de los comentarios.

    sólo quiero decir que, por lo menos hoy dia, esta "de moda" el look o mas bien el "acting" nerd o geek. sin dudas la existencia de series como BBT han ayudado a "acercar" el mundo nerd (o quizá su estereotipo) a sectores culturales más amplios. hay también mucho mercadeo que favorece este fenómeno.

    creo que eso es lo que ha cambiado desde que el maestro Sagan escribió esas líneas.

    por cierto, quiero esa remera!

    ResponderEliminar
  14. @Alejandro: eh, que por aquí no hay nerds :-P
    @Elena Francis: los gatitos en navidad :-)
    @Jaleante: ¿qué científicos son esos? XDDD

    ResponderEliminar
  15. @Gabriel: Bienvenido. Es todo un placer verte por aquí. Pues sí, Gabriel, parece que las series como BBT han propiciado una moda sobre el estereotipo nerd. No sé si es bueno o malo, ni me preocupa, pero ahí está.

    Muchas gracias por comentar.

    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  16. Es un post fantástico Dani.

    Es poco científico emitir un juicio en base a poco argumentos. SIn embargo la ciencia es una cosa y la realidad cotidiana es otra muy distinta.

    Yo siempre tengo un poco de recelo a estos grandes personajes, no por sus ideas, sino porque en la mayoría de los casos siempre suelen llevar una leyenda de ser gente desagradable poco comprensiva con las limitaciones de los demás. Pero supongo que es un pequeño precio que hay que pagar por haber hecho una gran aportación a la humanidad.

    Con respecto a la camiseta, he de admitir que no me importaría lucir una de esas.

    UN saludo.

    ResponderEliminar