martes, 20 de enero de 2015

Vin Mariani: alcohol y coca para Su Santidad

Por suerte, esta bebida se prohibió en 1914

¿Qué pasaría si os dijera que hubo una vez un papa que le pegaba al alcohol y la coca? Pensaríais que estoy loco o que manejo información privilegiada de los archivos del Vaticano. Pero no es así. La anécdota es real, tiene una explicación histórica y es bastante conocida en el mundillo de la toxicología, pero no por ello deja de ser sorprendente e interesante. Y creo que es una buena historia para compartir como primer post del año. Al tema...

En 1863, Angelo Mariani, un químico oriundo de Córcega muy entregado en la fabricación de bebidas espirituosas, comenzó a experimentar con una nueva planta, la coca o Erythroxylum coca, una planta que le había traído un amigo desde Perú. Después de varios intentos mezclando vino de Burdeos y un extracto de la infusión de esta planta finalmente consiguió la versión definitiva de un brebaje que bautizó con el nombre de Vin Mariani.


En cuanto salió al mercado en la Europa de finales del siglo XIX la popularidad del Vin Mariani no tardó en llegar. Sus propiedades analgésicas, estimulantes, antidepresivas y euforizantes, de las que ahora sabemos el porqué, se propagaron como la espuma y se tiene constancia de que fue consumido por personalidades y artistas de la talla de Julio Verne, Conan Doyle, Zola, Verlaine, Freud, Edison, los hermanos Lumière, la reina Victoria, y un largo etcétera que incluyó al papa León XIII

Y fue este último de quién se dice que llevaba siempre consigo una petaca llena de Vin Mariani, a la que por lo visto apreciaba más que a sus ayudantes y consejeros. Tal era su afición y admiración por la bebida que otorgó en 1898 a su creador, a Angelo Mariani, una medalla de oro en reconocimiento a su obra. 


El hábil de Angelo, con buen ojo, utilizó este premio como publicidad cuando el brebaje cruzó el charco y se comenzó a consumir en Norteamérica, como podemos ver en estos carteles publicitarios:



Y ahora, un poco de química y toxicología.

La fórmula original del Vin Mariani contenía un 10% de alcohol y una cantidad considerable de cocaína. Algunas fuentes hablan de varios gramos por botella aunque a mí me parece demasiado. Cuando ambos tóxicos (el etanol y la cocaína) se mezclan y penetran en el organismo se produce en el hígado esta sustancia química:



Se trata del cocaetilenoLa interacción metabólica del etanol y la cocaína incrementa de forma notable el potencial tóxico de ambas sustancias por separado. El cocaetileno actúa como un feroz tóxico por sí mismo. Los efectos son tremendos:

- La presencia en el organismo de cocaetileno se asocia con convulsiones, toxicidad cardíaca, daño hepático, repercusiones en el sistema inmunitario y mortalidad. (Pirozhkov et al., 1993; Andrews, 1997).
- Afecta la contractilidad del miocardio en mayor medida que la cocaína (Qiu y Morgan, 1993).
- El cocaetileno bloquea los canales de sodio en el miocardio (Xu et al., 1994) lo que prolonga la cardiotoxicidad en comparación con la de ambos tóxicos por separado.
- A nivel hepático aumenta considerablemente la toxicidad propia de la cocaína cuando previamente se ha administrado etanol (Jover et al., 1991).
- En algunos estudios se han descrito lesiones concretas del tipo necrosis centrolobulillar con la particularidad de ser dosis dependiente de cocaetileno (Roberts et al., 1992).
- El riesgo potencial de muerte súbita por consumo de alcohol y cocaína se incrementa de 18 a 25 veces respecto al de la cocaína, según algunos estudios (Rose et al., 1990; Andrews, 1997)

El Vin Mariani se prohibió poco antes de la muerte de Angelo Mariani, en 1914, cuando se iban conociendo con más detalle los efectos adictivos y perjudiciales de la cocaína. Quién no vio consumada esta prohibición fue nuestro protagonista el papa León XIII, que falleció once años antes a la edad de 93 años, siendo uno de los papas con uno de los pontificados más largos de la historia. Y quién sabe si más alegres. :-P

FUENTES Y MÁS INFO: 
http://en.wikipedia.org/wiki/Vin_Mariani
http://perso.wanadoo.es/jcuso/drogas-medicamentos/coca-cocaina-mariani.htm
http://www.theatlantic.com/health/archive/2013/01/why-we-took-cocaine-out-of-soda/272694/
http://en.wikipedia.org/wiki/Cocaethylene
http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=649423
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/7616402

NOTA FINAL: Este artículo participa en la XLIII edición del Carnaval de Química alojado durante este mes de febrero en el magnífico blog de mi gran amigo @BioGeoCarlos La ciencia de la vida

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Algunos libros de divulgación que he leído en 2014

Cómo pasa el tiempo, quién lo diría... Finaliza otro año y toca la tradicional foto de la pila de libros que he leído durante estos doce meses acompañada de un pequeño comentario con mi opinión. Sin más pretensiones. Este año han caído 8 libros en formato electrónico y 28 en papel. 36 en total. No está mal.





Circunstancias encadenadas (Jorge Laborda)
Interesante libro. En realidad es una novela y no un clásico libro de divulgación, pero lo incluyo en esta selección por el contenido científico que empapa toda la novela y que está tratado con mucho rigor por su autor (@jorlab). No es un libro apto para todos los públicos por la dureza de la historia. Y no te deja indiferente. Advertidos quedáis.

Comer sin miedo (JM Mulet)
A @jmmulet hay que leerlo sí o sí. Nunca defrauda. Y en este libro tiene tiempo para profundizar en un tema que domina a la perfección: la alimentación y sus mitos. Además te lo pasas genial con su sentido del humor. Imprescindible para neófitos y lectores iniciados en la temática.

El escritor que no sabía leer y otras historias de la neurociencia (José Ramón Alonso)
Otra delicia para el intelecto de este genio de la divulgación científica que es @jralonso3. En la recopilación de 2012 dije que la anterior obra de Alonso, La nariz de Charles Darwin y otras historias de la neurociencia, era el mejor libro que había leído ese año. Y sin duda esta nueva obra está entre las tres mejores que leído recientemente. Uno de esos libros que se saborea leyéndolo y semanas después aún perdura su aroma. Fabuloso. Leedlo.


A Tale of Seven Elements (Eric Scerri)
Nadie como Eric Scerri para pr
ofundizar en la historia de los elementos de la tabla periódica. Más allá de descripciones de propiedades, usos, importancia, o de la historia de un descubrimiento @ericscerri nos amplía el marco de visión y nos proporciona las herramientas para comprender mejor la apasionante historia de la química, que en definitiva es nuestra historia. El libro aún no está traducido al español, pero se entiende bastante bien si tienes un nivel normalito de inglés (como es mi caso).

Los libros de autoayuda ¡Vaya timo! (Eparquio Delgado)
Uno de los ¡Vaya timo! más esperados por mí, por la temática y por el autor. Respecto a la temática siempre me ha intrigado el éxito de este tipo de libros y nunca he ocultado mi interés por la psicología positiva y los estudios sobre el optimismo y la felicidad. Este libro me ha servido para replantearme algunas cuestiones que creía que estaban mejor estudiadas y documentadas. Y respecto a @eparquiodelgado, pues he decir que ha sido todo un soplo de aire fresco en el mundo del escepticismo. Un libro necesario e imprescindible.

El futuro de nuestra mente (Michio Kaku)
Tengo debilidad por @michiokaku. Lo reconozco. Y a este libro le hice una completa reseña que se publicó en el número 15 de la revista Journal of Feelsynapsis (ahora www.principia.io). Muy recomendable y muy "Kaku", con lo que ello implica.

Lo que Einstein le contó a su cocinero (Robert L. Wolke)
Primera parte de una serie que pretende unir ciencia y cocina. Lo hace a ratos, pero deja una sensación de que se podría hacer más. Buenos momentos, pero aburrido a veces. 

Fraudes paranormales (James Randi)
The amazing Randi en plena acción listo para desenmascarar charlatanerías y chorradas varias. Toda una serie de lecciones de pensamiento crítico de la mano de uno de los mejores. El único problema de este libro, por buscarle alguno, es que los temas que trata como por ejemplo Uri Geller o el triángulo de las Bermudas tan de moda en el año que se escribió (1984) envejecen muy mal. Esto no es que sea malo sino todo lo contrario. Y buena parte del mérito es de educadores escépticos como Randi. Por cierto, el libro está prologado ni más ni menos que por Isaac Asimov.

La ciencia de Sherlock Holmes (James O'Brien)
Existe más de un libro con el mismo nombre. No me extraña. La serie de libros de Sherlock Holmes da para sacar un año académico de lecciones de ciencia. La novedad de este libro, aparte de que el estilo es impecable, es que incluye referencias a casos reales. Una delicia muy especial para los que hemos sido fans de la obra de Arthur Conan Doyle.

Filosofía de la química (Baird, Scerri y McIntyre)
En palabras de los autores, uno de los objetivos de este libro es el de aumentar la presencia de la química desde la perspectiva de la filosofía. No sé si se ha conseguido o no, pero no me cabe duda del esfuerzo y del interés de esta recién llegada área de conocimiento y pensamiento. Esta obra es una referencia indiscutible, dicen los que saben, pero para mí ha sido uno de los libros más áridos que he leído este año. Solo lo recomendaría a los muy iniciados.

Faraday. Ciencia de alta tensión (Sergio Parra)
Este año he adquirido la colección completa "Grandes ideas de la ciencia" de RBA pero tan solo he leído cuatro de los treinta y cinco títulos que la componen. Y este ha sido uno de ellos. Una excelente biografía de Michael Faraday y su obra. Sin duda, la mejor que puede encontrarse en español. Gracias, @SergioParra_, los admiradores del genio británico estábamos esperando algo así desde hace tiempo.

Qué es el cáncer y por qué no hay que tenerle miedo (Salvador Macip)
Una obra que explica de forma clara, rigurosa y amena todo lo relacionado con el conjunto de enfermedades al que agrupamos con el nombre de cáncer. Bueno, todo todo no, porque sería imposible, pero sí bastantes aspectos muy interesantes y de actualidad. Me ha gustado especialmente la contundencia de @macips01 desmitificando las falsas creencias sobre esta enfermedad y los fraudes que se mueven en torno a ella. 

Cuestiones curiosas de astronomía resueltas por el Perito en Lunas (David Galadí)
Recopilación de preguntas realizadas por los lectores de la revista AstronomíA a las que David contestaba con una ejecución pedagógica envidiable. La ordenación es temática en vez de cronológica, lo cual es un todo acierto en mi opinión. Un libro muy sencillo de leer por su formato y que ofrece cuestiones más que curiosas sobre el apasionante mundo de la astronomía. Must read.

¿Qué ven los astronautas cuando cierran los ojos? (Antonio Martínez Ron)
La respuesta a esta pregunta es el nombre de uno de los mejores blogs de divulgación científica que existen en español. Clásico y mítico. En este libro @aberron recopila y actualiza algunas de las historias del blog, la mayoría relacionadas con la exploración espacial y la neurociencia, y las hilvana en una línea tan atractiva que no te permite abandonar su lectura. Se disfruta de principio a fin. Muy bueno.

En busca de Spinoza (Antonio Damasio)
Con el subtítulo Neurobiología de la emoción y el sentimiento, Damasio nos deleita con un viaje íntimo que comienza con la vida y filosofía de Bento y nos adentra en las explicaciones e hipótesis, desde el punto de vista de la neurociencia, que existen para explicar nuestras emociones y la conducta humana. 

Hackers del espacio (Arturo Quirantes)
Un excelente libro de @elprofedefisica. Se lee de un tirón y la historia que cuenta es, es..., para leerla. Epic!

El nanomundo en tus manos (Carlos Briones, Elena Casero, Pedro A. Serena y José Ángel Martín-Gago)
Uno de los mejores libros que he leído este año. Toda una sorpresa por su calidad, estilo, contenido y rigor en un tema que podría ser un tanto difícil. Imprescindible para iniciarse y profundizar en un área del conocimiento tan de actualidad como es la de la nanociencia y la nanotecnología asociada a la misma. Gracias @brionesci

Se me hace bola (Julio Basulto)
Con un riguroso sentido común, y también sentido del humor, @JulioBasulto_DN nos regala una mini-guía para padres preocupados por la alimentación de sus hijos. Tuve la suerte de leer hace años a Carlos González y su Mi niño no me come cuando era un padre preocupado, pero ojalá hubiera estado a mi alcance este libro porque profundiza más y es más divertido de leer.

Neurozapping (José Ramón Alonso)
¿Se puede aprender sobre neurociencia viendo series de televisión? Tendrás que leer este libro para saberlo. No solo lo recomiendo sino que lo he regalado cada vez que he tenido oportunidad. Tuvo reseña propia

Lo que vio el perro: y otras aventuras (Malcolm Gladwell)
He dudado mucho si incluía este libro en la recopilación anual porque divulgación, lo que se dice divulgación, hay poca. Este libro recoge las observaciones y reflexiones del autor sobre una variada multitud de temas que van desde la percepción del riesgo al escándalo Enron, pasando por los anticonceptivos. Un tanto especulativo y en ocasiones toca temas intrascendentes y aburridos pero tiene momentos que hacen que merezca la pena. Me lo recomendó @omalaled.

Glup. Aventuras en el canal alimentario (Mary Roach)
Este libro nos propone un viaje repleto de datos y curiosidades por el canal digestivo desde la boca hasta..., pues eso, hasta el final. Original en el planteamiento y divertido en su desarrollo. Se queda escaso en ciertos temas pero se lee muy bien. Entretenido.

Paladear con el cerebro (Francisco J. Cudeiro)
Muy corto pero cargado de contenido y exquisitas referencias literarias al inicio de cada capítulo. Puede servir de introducción a la unión entre gastronomía y neurociencia. Personalmente me gusta más JR Alonso cuando trata estos temas, pero como curiosidad es un buen libro y merece una oportunidad.

Tóxicos (Raimon Guitart)
Una amena obra divulgativa sobre los tóxicos que nos rodean, muy centrada en el medio ambiente, pero toca casi todos los palos de la toxicología. Sin alarmismos, con rigor y repleto de anécdotas. 

Historia de la ciencia (Carlos Solís y Manuel Sellés)
Un tocho de libro que se devora con facilidad. Este libro trata de lo que el título sugiere. Literalmente. Y me ha gustado bastante el enfoque. Hay capítulos un tanto hard pero en conjunto se disfruta bien. También es perfecto como obra de consulta. Fue un regalo de mi maestro y amigo @QuimicaSociedad.

Niels Bohr. Pasaporte cuántico a otro estado (Jaume Navarro)
He leído bastante sobre Bohr, uno de mis iconos de la ciencia más queridos, y aunque conocía bastantes detalles de su vida y obra, este libro me ha sorprendido muy gratamente. Es muy completo y nos ayuda a profundizar en la figura de Niels y el tiempo que vivió. 

Guía de un astronauta para vivir en la Tierra (Chris Hadfield)
Divertido y muy curioso. Da gusto conocer de primera mano los entresijos de la preparación, entrenamiento y otras historias de los astronautas. Y Hadfield es la persona ideal para contarlo. Una idea con la que termina el libro a modo de resumen final, y que comparto plenamente, es cuando dice que una de las lecciones más importantes que ha aprendido como astronauta es a valorar la sabiduría de la humildad así como la perspectiva que esta te da. +1000 pero no como astronauta sino como lector y consumidor de ciencia en mi caso.


Meitner. Uranio partido por dos, igual a energía (Roger Corcho)
La vida de Lise Meitner daría para un guión de Hollywood, creédme. Este libro de la serie "Grandes ideas de la ciencia" podría servir hasta de guía. Muy bueno,

The Edge of Sky (Roberto Trotta)
Una delicia. Y hasta ahí puedo leer, porque este libro hay que disfrutarlo. Está solo en inglés pero es muy corto y asequible. Gracias @molinos1282 por la recomendación.

Los venenos en la literatura policíaca (Alfonso Velasco)
Mi buen y admirado amigo José Ramón Alonso me habló de este libro delante de una cerveza en Cuenca. Inmediatamente me lo compré con el móvil. Tal es mi grado de compulsión. Y no me ha defraudado. Está muy bien documentado y entretiene a cualquier tipo de público le gusten más o menos las novelas del género policíaco.

Carl Sagan. A biography (Ray Spangerburg y Kit Moser)
La mejor biografía de Carl Sagan que he leído. En realidad es la única que he leído, pero qué más da. Es una gozada. 

Biotecnología para principiantes (Reinhard Renneberg)
Un libro muy ameno para introducirse en la Biotecnología. Con el rigor de un libro de texto y el estilo de un buen libro de divulgación científica. 

Inventar en el desierto (Miguel A. Delgado)
Un libro muy recomendable. Hice una reseña más detallada para Principia.

Orígenes (Neil deGrasse Tyson y Donald Goldsmith)
2014 ha sido el año del regreso de Cosmos. Aprovechando el tirón mediático se ha publicado traducido este libro de Tyson y Goldsmith publicado originalmente en 2004 y basado en la miniserie de televisión homónima. El libro está muy bien, si te gusta el estilo Tyson, pero la pega que tiene es que no está actualizado. Diez años son muchos años para la física de partículas y la cosmología. Pero la lírica siempre sobrevive y merece la pena disfrutarlo. Hay una frase en el libro que me ha gustado especialmente y no me resisto a compartir «Las personas que creen que lo saben todo nunca han buscado ni se han encontrado con los lindes entre lo conocido y lo desconocido en el cosmos».

Arquímedes. ¡Eureka! El placer de la invención (Eugenio Manuel Fernández Aguilar)
@eugeniomanuel es uno de mis divulgadores de cabecera, tanto por su estilo literario al tratar temas de ciencia, muy cuidado y hasta poético, como por su faceta admirable de aquellos que divulgan en las trincheras hasta la extenuación. En este libro sobre Arquímedes se sale. Hay de todo, historia, anécdotas, filosofía, mucha ciencia, ingeniería... Ojo, hay bastantes fórmulas y un contenido de nivel, pero pocas veces me he sentido tan cómodo con explicaciones que no se suelen ver fuera de los libros de texto. La huida de las matemáticas en los clásicos libros de divulgación es una constante muy extendida. Una apuesta arriesgada que le ha salido perfecta a Eugenio. Bravo.


La teoría cuántica. Max Planck (Alberto T. Pérez Izquierdo)
Publicado por National Geographic en edición especial, es una aproximación a la figura de Max Planck y por tanto a una de las épocas más fascinantes de la historia de la ciencia. No os dejéis engañar por el formato revista, es un documento muy bien escrito y con rigor y un contenido que requiere cierto nivel de conocimiento. Lo he disfrutado.

El último alquimista en París (Lars Öhrström)
El título y autor suena a novela negra nórdica, pero nada más alejado de la realidad. Se trata de un libro sobre química y curiosidades de la química a través de anécdotas históricas. Una apuesta que siempre me atrae. Me ha recordado mucho a Napoleon's buttons y al estilo de John Emsley o Primo Levi. Bueno, Levi es bastante superior. Muy buen libro.


Y hasta aquí las lecturas de este año que acaba. He leído algún que otro ensayo histórico, como por ejemplo Colapso, de Jared Diamond, recomendado por @luis_quevedo y que me ha gustado mucho, o Fuego a discreción, una maravillosa colección de historias de la WWI y WWII escrita magistralmente por @jsanz y @gg_guillermo.
También algo de ciencia ficción e incluso un par de manuscritos inéditos de divulgación científica de excelentes escritores y amigos a los que no puedo traicionar desvelando la primicia y a los que agradezco humildemente que me pidieran su opinión. Espero y deseo que el próximo año den el bombazo y aparezcan en la siguiente recopilación. ;-)

Y eso es todo, amigos. Nos leemos en 2015. :-D

¡Salud!
______

RESTO DE RECOPILACIONES: 2011 | 2012| 2013

sábado, 20 de diciembre de 2014

La línea entre lo que consideramos vivo y lo que no [Charla TED de Martin Hanczyc]

Está claro que si nos enseñan un cristal y un lindo gatito y nos preguntan cuál de los dos podemos considerarlo como un organismo vivo todos responderíamos que el gato. ¿Y los virus? Pues seguro que habría algún tipo de mini-polémica y no todo estaría tan claro. ¿Dónde ponemos el límite? Obviamente en la definición biológica de vida y en este caso los virus quedarían fuera. Y más si aceptamos la definición de la vida como un sistema con autopoiesis (capacidad de reproducirse y mantenerse) ya que los virus no cuentan con este recurso. Pero demos un paso especulativo ¿y si nos alejamos un poco más y rozamos la creación de moléculas con alguna de las características de la vida y luego las hacemos avanzar...?

Sí, me estoy refiriendo a la creación de vida artificial. 

No os perdáis esta charla del bioquímico de origen danés Martin Hanczync y disfrutadla. Creo que es bastante alucinante y lo que hace este hombre en su laboratorio es... es... Me callo y no adelanto spoilers. Ah, y atentos a la analogía de las reacciones de Maillard con el origen de la vida. Si es que la cocina...  ;-P

Buen finde :-)




NOTA: Esta entrada participa en el XLII, sí la 42, edición del Carnaval de Química, que se hospeda durante este mes en el recomendable blog del gran @EugenioManuel Ciencia en el XXI. Eugenio nos propuso que grabáramos lecciones de química en vídeo en plan videoblog, excelente idea, pero no me da tiempo. Lo siento, tío.

sábado, 6 de diciembre de 2014

Biotecnología al servicio del mal [Conferencia en el Museo de la Ciencia de Murcia]

El próximo jueves 11 de diciembre  daré una conferencia titulada "Biotecnología al servicio del mal" dentro del ciclo de conferencias sobre Biotecnología organizado por el museo y en colaboración con ADCM y Biotecmur. Será a las 19:00 horas en el Museo de la Ciencia y el Agua de Murcia (Plaza de la Ciencia, 1). 


No pienso desvelar ningún detalle, solo os dejo la primera diapositiva. Tendréis que ir para descubrir el enfoque que le pretendo dar a este tema ;-P

Comenzaremos así...
Nos vemos. :-)

Más información: aquí