viernes, 20 de mayo de 2016

El genio de Darwin, por Richard Dawkins [Documental]

El genio de Darwin: Las claves de la evolución es un documental de tres episodios creado y presentado por el biólogo y divulgador Richard Dawkins. Fue bastante polémico en su día pero en mi opinión merece la pena verlo porque tiene un final maravilloso. Juzgad vosotros. 

¡Buen finde! :-D



























miércoles, 11 de mayo de 2016

«Existen innumerables soles; hay innumerables tierras...»


«Existen innumerables soles; hay innumerables tierras que dan vueltas alrededor de estos soles, de manera similar a como nuestros siete planetas dan vueltas alrededor de nuestro sol. Hay seres vivientes que habitan estos mundos»
- Giordano BrunoDe l'infinito universo e mondi (1584) -



Y ayer la NASA anunció el mayor descubrimiento de exoplanetas de la historia. 1284 para ser exactos y más de 500 de tipo rocoso, como la Tierra. Y nueve de ellos orbitan en la zona de habitabilidad de su estrella, aquella que donde la luminosidad y la radiación incidente permitirían la presencia de agua en estado líquido. Al menos en teoría. 

Todo esto gracias al satélite espacial Kepler.


Gracias Kepler. Gracias Giordano.

martes, 10 de mayo de 2016

Las lagartijas no se hacen preguntas, de Leonard Mlodinow [Reseña]


Cuando alguien me pregunta por un libro de historia de la ciencia que sirva para iniciarse en esta apasionante disciplina, que sea completo, riguroso y ameno, suelo pensármelo dos veces, porque dependiendo de la recomendación es más que posible que el lector abandone su lectura a las primeras de cambio o salga corriendo hacia otro género literario. [Sigue en El Buscalibros]

sábado, 7 de mayo de 2016

La influencia de la mitología en la ciencia (29ª Parte): Caronte

[Nota inicial: Se puede consultar el resto de entregas de la serie sobre la influencia de la mitología en la ciencia desde este enlace]


Caronte, por Gustave Doré (La divina comedia)

Caronte era hijo de Érebo, dios primordial de la oscuridad, y de Nix, diosa de la noche. Su función mitológica era la de llevar en una barca a los muertos desde el mundo de los vivos al reino de Hades a través del río Aqueronte. Para que el viaje tuviera lugar había que pagar un precio, una moneda de plata -óbolo- que se colocaba bajo la lengua del difunto. Si no se efectuaba el pago, los cadáveres permanecían vagando por las orillas del río esperando hasta que después de cien años Caronte accedía a recogerlas.

Los dioses castigaron a Caronte cuando trasladó en su barca vivo a Heracles (Hércules) en su búsqueda de Cerbero, el monstruo perro de tres cabezas de Hades custodio del Inframundo, para capturarlo. Era el último trabajo de los doce que le impuso como penitencia el oráculo de Delfos a Heracles por matar a su mujer e hijos.

Cerbero, por William Blake

El castigo del barquero Caronte consistió en permanecer encadenado durante un año pero sin descanso en su función de navegar por las lagunas de Aqueronte.

Pero no solo Heracles fue el único personaje vivo que burló el acceso al Hades. Hubo dos más. El primero fue Orfeo, que encandiló con su canto a Cerbero y Caronte para así poder rescatar del infierno a su amada Eurídice, que había muerto por una picadura de víbora escapando del rapto de un rival de Orfeo. Y la segunda fue Psique, la diosa que personifica el alma, que consiguió calmar a Cerbero con un pastel de miel y convencer a Caronte para llegar al Hades y cumplir con el trabajo que le había encomendado Afrodita para recuperar el amor de Eros.

Caracolas, mariposas, dinosaurios y el satélite más grande de Plutón

Inspiradas en Caronte existen un grupo de caracolas donde las más destacadas son: Charonia lampas capax, Charonia lampas rubicunda, Charonia variegata y Charonia tritonis o Trompeta de Tritón, esta última con doble referencia mitológica, y es uno de los pocos animales que se alimentan de estrellas de mar de la especie de coronas de espinas (Acanthaster planci).

Charonia tritonis

Las Charonias son un género de mariposas perteneciente a la familia Pieridae. Se encuentran localizadas principalmente en zonas tropicales.

Charonias eurytele

Charonosaurus, del griego «reptil de Caronte»es un género único de dinosaurios que vivió hace 65 millones de años, a finales del Cretácico. Era muy grande, medía entre diez y trece metros de largo y unos cuatro de alto. 

 


Orbitando alrededor del frío y lejano  Plutón se encuentra Caronte, su satélite más grande. Plutón era el dios mitológico romano equivalente al griego Hades aunque más benigno. El resto de satélites conocidos de Plutón también tienen un nombre inspirado en la mitología y son: Nix, Hidra, Cerbero y Estigia.

Caronte fue descubierto en 1978 por el astrónomo James W: Christy desde el Observatorio Naval de los EE.UU., siendo él mismo quién propuso la denominación mitológica que fue finamente aceptada en 1986. Su diámetro es más o menos el de la mitad de Plutón, unos 1200 kilómetros en comparación con los 2400 de Plutón. Es prácticamente esférico, carece de atmósfera y su superficie está repleta de cráteres y valles de hielo de agua.

Imagen de Caronte desde la New Horizons (julio 2015)

sábado, 30 de abril de 2016

La influencia de la mitología en la ciencia (28ª Parte): Cíclopes

[Nota inicial: Se puede consultar el resto de entregas de la serie sobre la influencia de la mitología en la ciencia desde este enlace]

Cíclope en el Museo de Hª Natural de Londres | Fuente

Los Cíclopes eran una raza de gigantes con un solo ojo en medio de su frente. Tenían muy mal carácter, eran bruscos y crueles, y su origen provenía de dos generaciones distintas. Los de la primera generación eran hijos de los dioses Urano y Gea, y se caracterizaban por ser unos malhumorados constructores pero buenos artesanos del metal pese a su mala vista. Los de la segunda generación eran unas temibles criaturas monstruosas que vivían en una isla -que algunos asocian con Sicilia- y que se dedicaban al pastoreo. Estos últimos fueron los protagonistas de una de las aventuras de Ulises (Odiseo) en su famoso regreso a Ítaca.

El cíclope más conocido era Polifemo. En La Odisea, Homero relata la crueldad de Polifemo cuando consiguió atrapar a Ulises y a sus doce compañeros de viaje, que quedaron encerrados en una cueva a merced del gigante. Día a día iban siendo devorados hasta que finalmente el valiente Ulises consiguió emborrachar con vino dulce al monstruo que cayó dormido. En ese momento, el héroe de Troya aprovechó la ocasión y le clavó un palo afilado en su único ojo. A la mañana siguiente, con el cíclope ciego y roto de dolor, consiguieron escapar camuflados bajo un rebaño de ovejas que estaba en la cueva. En su huida, Ulises le dijo a Polifemo que su nombre era «Nadie», y así cuando los cíclopes de la isla escucharon los gritos de socorro de su hermano, éste les contestó que 
«Nadie» le había atacado, ignorándolo por tanto, momento que aprovecharon Ulises y sus compañeros para embarcarse y escapar de la isla.


Odiseo en la cueva de Polifemo, Jacob Jordaens | Fuente


Un alcaloide contra el cáncer y un tipo de construcción
La ciclopamina es un alcaloide esteroideo que se encuentra en en el lirio Veratrum californicum. Puede obtenerse de la naturaleza, de la planta o de otras fuentes de síntesis. 


Estructura de la ciclopamina

El origen de su nombre, en clara referencia a los Cíclopes, es debido a la ciclopía -presencia de un solo ojo- que se observó en una población de ovejas de una granja de Idaho (EE.UU), cuyas progenitoras fueron alimentadas con forrajes que contenían V. californicum

Esta malformación se produce debido a que la ciclopamina inhibe una ruta de señalización muy importe en el desarrollo embrionario, la ruta Hedgehog. Pues bien, parece ser que en determinadas condiciones controladas se puede utilizar la ciclopamina en la lucha contra el basalioma y otros tipos de cáncer.

Una construcción ciclópea es un tipo de construcción que se realiza con piedras de gran tamaño sin emplear argamasa. En la antigüedad se pensaba que eran las construcciones hechas por los Cíclopes debido al tamaño descomunal de sus elementos.

Naveta des Tudons, Menorca | Fuente
____________________
NOTA: Esta entrada participa en el LVII Carnaval de la Química (Ed. Lantano) albergado en el siempre recomendable blog La aventura de la Ciencia del gran Daniel Martín Reina.