viernes, 5 de agosto de 2016

La influencia de la mitología en la ciencia (37ª Parte): Juno

[Nota inicial: Se puede consultar el resto de entregas de la serie sobre la influencia de la mitología en la ciencia desde este enlace]


Los amores de Júpiter y Juno, de Annibale Carracci

Juno era una bella diosa que se identifica con la maternidad en la mitología romana (Hera, para los griegos). Era la esposa de Júpiter (Zeus) y madre de Lucina (Ilítia), Marte (Ares) y Vulcano (Hefesto).

Juno, junto con Minerva (Atenea) y Júpiter, e invocada como Iuno Regina, pertenece a la llamada tríada capitolina, el grupo dioses primordiales para los antiguos romanos. Cada primero de marzo, el mes de Marte, se celebraban en su honor las fiestas de los Matronalia, donde las mujeres casadas de Roma melena al viento presentaban sus ofrendas a Juno para que les diera protección y fertilidad.

El mes de junio recibió su nombre en honor a la diosa Juno.

Una sonda, el tercer asteroide descubierto, cohetes, plantas y una proteína

Las lunas más grandes del planeta Júpiter son Ío, Europa, Calisto y Ganímedes, nombres de la mitología griega que coinciden con amantes de Zeus, quién escondía sus infidelidades bajo las nubes del Olimpo. Hera (Juno), celosa y legítima esposa de Zeus (Júpiter), poseía el don de poder ver a través de las nubes y así fue como iba descubriendo las aventuras de su esposo.

Primera imagen tomada por Juno

La sonda espacial Juno también va a ser capaz de ver a través de las «nubes» de Júpiter durante los próximos meses. Lanzada hace cinco años se incorporó a la órbita del planeta hace apenas un mes. Habrá que seguir atentos porque nos dejará boquiabiertos.

Con el nombre de Juno se designó al tercer asteroide que se descubrió. (3) Juno es uno de los asteroides más grandes del cinturón principal de asteroides y fue descubierto el 1 de septiembre de 1804 por Karl Ludwig Harding desde un
Tránsito de Juno
observatorio en la ciudad alemana de Lilienthal. En un principio fue considerado un planeta, como también ocurrió con otros cuerpos como Ceres o Palas, pero al final ni siquiera ha quedado como planeta enano. Posee una órbita muy excéntrica y todo parece indicar que está formado por condrita ordinaria, un grupo común de meteoritos que contienen hierro con silicatos como el olivino, piroxeno y plagioclasa.


También inspirados en la diosa Juno tenemos a un cohete de los años cincuenta derivado de los misiles Júpiter, un subgénero de plantas y una proteína implicada en la fertilidad.

5 comentarios:

  1. Juno también es un detector de neutrinos (The Jiangmen Underground Neutrino Observatory = JUNO). https://en.wikipedia.org/wiki/Jiangmen_Underground_Neutrino_Observatory

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Francis, pero supongo que es coincidencia de iniciales y no le pusieron el nombre bajo inspiración mitológica.

      Muchas gracias por comentar, amigo :)

      Eliminar
  2. excelente post, la mitologia ha sido realemente significativa para la ciencia, fue ella quien impulos a los hombres a mirar el cielo y descubrir los misterios del universo. saludos

    ResponderEliminar
  3. la mitologia fue la ciencia de la epoca, pues era quien buscaba explicar los fenomenos que sucedian en el mundo, la mitologia fueron los primeros pasos de la ciencia y de las mentes ilustradas que buscaban un origen a los fenomenos. muy buen post

    ResponderEliminar