martes, 8 de marzo de 2011

Willard Gibbs: Prometeo se hizo químico


"Die Energie der Welt ist konstant. 
Die Entropie der Welt strebt einem Maximum zu"
                                                   -Rudolph Clausius-

Con esta legendaria frase de Clausius (La energía del mundo es constante. La entropía tiende a un máximo) comienza el texto científico del genial J. Willard Gibbs titulado On the Equilibrium of Heterogeneous Substances (Sobre el equilibrio de las sustancias heterogéneas), un extenso documento publicado por entregas en la revista "Transactions of the Connecticut Academy" desde 1875 hasta 1878 y que constituye uno de los trabajos más importantes e influyentes de la historia de la termodinámica. Un tratado que pasó relativamente desapercibido en su época, hasta que finalmente fue traducido al alemán por Wilhelm Ostwald y al francés por Henry Louis Le Châtelier y obtuvo su merecido reconocimiento y la admiración de la comunidad científica.


Es en esta obra de Gibbs donde aparecen por vez primera conceptos tan importantes para la Química como la energía libre, el potencial químico o la conocida regla de las fases. De forma brillante y con elegancia Gibbs forjó una sólida estructura de acero sobre los cimientos de la termodinámica química. Con Gibbs la termodinámica pasó del estudio del calor y la energía -a la gran escala del motor de vapor- hacia la escala más íntima de las reacciones químicas revelando sus secretos. Como hizo Prometeo.

En 1936 en una revisión de la obra de Gibbs, Frederick .G. Donnan y Arthur Haas escribieron: 

"La originalidad, el poder y la belleza del trabajo de Gibbs en el ámbito de la termodinámica no han sido superados."
-A Commentary on the Scientific Writings of J. Willard Gibbs, Yale University Press-

Así de tajantes.

Creo que Gibbs merece un recuerdo y un mayor reconocimiento en la historia de la química. No digo que no lo tenga, solo que es menos conocido que otros químicos (basta con echar un vistazo a su entrada en la wikipedia en castellano. Lamentable reseña). Ignoro el olvido al que ha sido sometido tradicionalmente, y al cual también reconozco tristemente que estaba adherido. Tal vez sea por la relativa aridez de una disciplina como la termodinámica o por el escaso "glamour" de la misma, fruto del desconocimiento, por supuesto. No lo sé. Lo cierto es que redimo mi imperdonable olvido de Willard Gibbs con este post, y espero con ello que leáis más sobre este grande de la ciencia. Merece la pena.
______________

Referencias:
______________

NOTA: Esta entrada es mi segunda participación en la III Edición del Carnaval de Química, que se celebra durante este mes en el blog Experientia docet

5 comentarios:

  1. Vaya, tampoco conocía a Gibbs. Muy cierto lo que dices de la Wikipedia castellana, pero al menos esa falta de conocimiento se compensa un poco con la wiki inglesa: http://en.wikipedia.org/wiki/Josiah_Willard_Gibbs

    Saludoss.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que la termodinámica es de las partes más interesantes de la física, aunque cuando se mete con la entropía, entalpía y esas hierbas, mi corrupta mente se queda corta.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por comentar, amigos

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena por el comentario sencillo y brillanate
    realmente aunque no soy un experto las ideas de este personaje
    son superiores por su sintesis y aplicacion

    ResponderEliminar