miércoles, 29 de diciembre de 2010

La influencia de la mitología en la ciencia (5ª Parte): Ares

La bella diosa surgida de la espuma que se enamoró del chico malo

Hijo de Zeus y Hera, Ares (Marte para los romanos) era el dios de la guerra. Violento, feroz, sanguinario e impetuoso, Ares no entendía otro lenguaje que el de la violencia gratuita y extrema para resolver cualquier conflicto. El resto de dioses no lo soportaban, tanta crueldad y muerte estaba mal vista en Olýmpos, y Ares era siempre comparado -más bien agraviado comparativamente- con los elogios a su contrapuesta y perfecta hermanastra: Atenea (Minerva). 

Ni siquiera su padre, el gran Zeus podía con él: "Me eres más odioso que ningún otro de los dioses del Olimpo", le soltó un día el todopoderoso Zeus, "Siempre te han gustado las riñas, luchas y peleas"...Ese era Ares. Rebelde, cruel y un chico duro. Un encanto que no pasó desapercibido para Afrodita (Venus), la diosa del deseo y la obsesión sexual, nacida de la espuma de mar que resultó de la castración de los genitales de Urano a manos de Cronos. Afrodita se enamoró perdidamente de Ares.


 
Ares y Afrodita vivieron una larga historia de pasión y deseo a espaldas de Hefesto (Vulcano), el marido de Afrodita. El matrimonio de Hefesto y Afrodita fue un enlace apañado por Zeus ya que ante la irresitible belleza de la diosa Afrodita y sus irrefrenables pasiones mundanas, Zeus temía -por motivos más que sobrados- que fuera causa de disputas entre dioses de miradas sucias y lascivas. 

Para prevenir posibles disputas y riñas pasionales, Zeus tuvo una ocurrente idea. Hábilmente, y en un ejercicio de prudencia y mandonería, la obligó a casarse con el implacable, malhumorado, feo (dicen que al nacer lo echaron del Olimpo por poco agraciado) y poderoso inventor del rayo, el gran Hefesto (Vulcano), dios del fuego y la fragua. Nadie se atrevería a cortejar a Afrodita, ni siquiera a acercarse a ella o mirarla, nadie -pensó Zeus- en su sano juicio divino o humano se enfrentaría al temible Hefesto.

Nadie, salvo Ares, nuestro chico malo, que además era hermanastro de Hefesto. Es una historia recurrente y conocida: marido trabajando todo el día en la fragua para traer el jornal a casa, y llega el bronceado y triunfador soldadito que se pasea triunfal por el Olimpo entre guerra y guerra, y !zas!...

A espaldas del iluso y productivo Hefesto, Ares y Afrodita tuvieron cuatro hijos: Fobos, Deimos, Eros y Harmonía. Hefesto creía a pies juntillas que eran sus hijos, nunca dudó de su mujer ni sospechó nada, hasta aquel día...


Una tarde, Afrodita fue al palacio de Ares y tras una agitada noche quedo dormida con él hasta el amanecer. El dios del sol Helios los descubrío y se lo contó a Hefesto, quien para variar, estaba en su fragua dándole al yunque. Hefesto enfureció y fue a buscar al resto de dioses del Olimpo para pedir venganza, pero antes fabricó en su taller una malla de bronce tan fina que podría inmovilizar a cualquier presa de forma eficaz. Cuando Afrodita regresó a casa, Hefesto le mintió y le dijo que se iba a la isla de Lemnos para visitar a un cliente. 
En realidad Hefesto se quedó escondido a pocos metros esperando, y mascando la tragedia. Afrodita, al saber que iba a estar sola en casa llamó enseguida a su amante para indicarle que podían pasar la noche en su propio lecho nupcial sin riesgo alguno. Cuando el ardiente Ares llegó al palacio, se lanzó a la cama donde reposaba Afrodita de un salto e inmediatamente cayó sobre ellos la malla de bronce tejida por Hefesto. Los intentos de escapar de la red por parte de los desnudos amantes fueron infructuosos. Era imposible zafarse de tan perfecto anzuelo. Hefesto llamó inmediatamente a los dioses para enseñarles su captura y los dioses acudieron prestos a ver el espectáculo. No era algo que sucediera todos los días, y merecía la pena verlo en directo.  

Hefesto estaba muy furioso e indignado, pero el efecto que consiguió advirtendo en su llamamiento a toda la comunidad de dioses fue toda una sopresa. Ante la imagen de la bella y desnuda Afrodita y el avergonzado Ares, los dioses -entre carcajadas- en vez de apoyar a Hefesto se dedicaron a vitorear y aplaudir a Ares, incluso se ofrecían a cambiarse por él. El laborioso Hefesto estaba a punto de estallar, pero un convincente Poseidón lo tranquilizó y lo persuadió para que los dejara libres. Ares, orgulloso y fortalecido, se encaminó hacia su última guerra y Afrodita sufrió el exilio en la isla de Pafos, hasta que su esposo la perdonara. 


El planeta y la estrella que competían en su tonalidad

Los romanos llamaron Marte (Ares) a ese punto luminoso de color rojizo que veían en el firmamento. El rojo, el color de la sangre, el color del dios de la guerra. Mucho más tarde, tras el decubrimiento de sus dos satélites por Asaph Hall en1877, se les bautizó a sus lunas como Fobos y Deimos, miedo y terror, los hijos de Ares (Marte). Marte era un dios muy importante en la cultura romana y de hecho tenía un mes dedicado a él y que aún conservamos: marzo.

El nombre griego de Ares tiene otra referencia en el mundo astronómico. Una estrella roja que a veces se situaba cerca del campo de observación de Marte y que competía en su tonalidad rojiza con él. Nos estamos refiriendo a Antares, del griego anti Ares, que significa "el rival de Ares" o "el contrario a Ares".
En realidad la diferencia de tamaño entre un planeta como Marte y una estrella como Antares es abismal. Podemos hacernos una idea viendo de nuevo este impresionante vídeo:




Curiosa paradoja, porque a simple vista son muy parecidos en el firmamento nocturno. No nos fiemos de las apariencias, porque engañan,...recordad lo que le pasó a nuestro amigo Hefesto :-)

_________________________________________________

Referencias:
Wikipedia
Mitología. Todos los mitos y leyendas del mundo. Ed. Círculo de lectores. ISBN:84-672-1262-4.

Imágenes:
http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/7/76/Mars_Hubble.jpg
http://apod.nasa.gov/apod/image/9706/antaresneb_uks_big.jpg



9 comentarios:

  1. Jejeje, aún te echan humo los dedos.
    Me encantan tus posts, los de mitología, más aún.
    Feliz navidad y feliz añoo, monstruo!!

    ResponderEliminar
  2. Dani que estupenda saga: me encanta la mitología y siempre me llamó la atención la relación con la ciencia. pero no se un pomo de ese tema, hasta que me topé con tus post. geniales!.

    ResponderEliminar
  3. Me encantan los post sobre mitología, realmente entretenidos.

    Es más, me están entrando unas ganas tremendas de volver a releer Olimpo de Dan Simmons. Voy a ello

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Creo que ya lo he escrito antes, pero a mi también me gustan estas entradas mitológicas y las otras también, eh! Por cierto, Ares, hasta donde se, también es nombre de chica!!! Sin olvidar el detalle nerd de que también es el nombre de un programa de descargas, jaja!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Esta entrada recibe el Premio ED, que se concede al conjunto de la serie. ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  6. @Jaleante: no solo los dedos echan humo.

    @Gabriel: Gracias Gabriel, para genial tu blog, el cual recomiendo desde aquí para quien aún no lo conozca: http://zemiorka.blogspot.com/

    salyut!

    @Kpitel: Gracias, y bueno, gran libro el de Simmons

    @Alexander Vaudeville: Gracias,amigo. Y también hay unos cohetes por ahí:
    http://danielmarin.blogspot.com/2009/01/ares-v-para-estudiar-el-universo.html

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. César, jamás pensé que un blog como el mío, que no es un blog de ciencia, pudiera recibir tal consideración y reconocimiento.

    Muchísimas gracias.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. ¡Uff señor Dani: Premio a la excelencia en divulgación científica! ¡Mis respetos y felicitaciones! Me siento como intimidado al escribir aquí.

    Yo por eso ante Afroditas siempre escondo mi Hefesto innato (obviamente lo nerd, porque lo físico es decir lo feo, no puedo esconderlo) y finjo ser todo un patán… ve digo un Ares ¡Ja ja ja!

    ResponderEliminar
  9. Vaya con los cohetes, eso no me lo esperaba, menudo as en la manga que tienen los de la Nasa, esperemos que salgan aunque visto el plan que llevan, ya veremos... También le he echado un vistazo a la wiki y menuda foto más chula que tienen!

    ResponderEliminar