martes, 23 de noviembre de 2010

7 maneras en que los videojuegos recompensan al cerebro

4 comentarios:

  1. Ei, esto parece un contrataque a mi entrada de los videogames violentos, jaja!

    Sinceramente, no me han convencidos los argumentos de este tipo, ciertamente los videojuegos (de estratega, educativos) podrían hacer mucho bien pero no se piensan con esa finalidad, salvo los infantiles, claro! En el fondo los videojuegos no han inventado nada que no existiese en el mundo real, solamente son simuladores muy bien hechos, artificiales. Y reconozco que me seducen los avances en esta materia, cada vez se asemejan más a la calidad de una película (si se tiene la "máquina" pertinente y ahora con el inminente 3d en los ordenadores nos acercamos lentamente a "Matrix 0.1" por decir algo, jaja!

    No se puede negar que como vía de escape a la realidad son muy efectivos, como método de desahogo aún mejor, y si, ciertos juegos ejercitan nuestra mente, nuestros reflejos ópticos, etc, pero en ese tiempo de "juego" no podríamos simplemente hacer otras cosas? Lo malo es que la mayoría de juegos por muy bien que los pinten, son comecocos para que no pensemos, para que estemos ahí dándole a los botones en vez de salir a la calle, a tomar algo etc. Y es que dentro de un juego, difícilmente tenemos noción del tiempo.

    Dicho sea de paso, fui un adicto a la Sega Megadrive y a sus juegos y cuando las 16 bits desaparecieron, yo también lo dejé. Pero he seguido un poco la historia por compañeros y amigos, al menos en el mundillo de los Pc's.

    ¿Y que hay de los juegos de mesa? Yo creo que un trabajo que nos ofrezca retos y nos impulse a superarnos es mejor que cualquier videojuego y no olvidemos que la vida, según como se mire... también es un juego!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Yo ya colgué los controles hace rato. Una vez me metí en “Yoville” por curiosear ¡Y conseguí, de una, novia (virtualmente)! Yo no creía en nadie –bueno de hecho nunca he creído, es una expresión de aquí que significa que uno se siente muy orgulloso-, lamentablemente después me entere que esa “novia virtual”… ¡era en realidad un invertido! Desde ahí no volví a jugar más en línea.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a los juegos se ha perdido el "estudias o trabajas".
    encuentras seres fofos y blanquecinos que pasan desapercibida la presencia de una tipa en tanga a su vera con tal de conseguir pasar de nivel y lograr 300 golden points para comprarse un sniper rifle para acribillar al de la pantallita de al lado o, peor aún en Tokio, que también vive sin percibir las grandezas de semejante manjar.

    Aunque a veces peco con los juegos como modo de evasión, todo en exceso es malo.

    ResponderEliminar
  4. Vídeo de referencia para mí a partir de hoy, GENIAL.

    Yo, aquí donde me ves, siempre he sido un gran apasionado de los videojuegos (ahora juego muchísimo menos, ya no soy un "jugón", pero esporádicamente conecto la consola xDD ). Desde muy pequeño he jugado a videojuegos. Y te aseguro, por experiencia propia, que esos titulares que salen a veces en las noticias de que los videojuegos hacen más violentos a los niños son puro sensacionalismo.

    De hecho, yo veo en la televisión ejemplos mucho peores para la juventud que en los videojuegos. Si tuviera un hijo, preferiría que estuviera con una consola a que estuviera viendo la programación que nos dan a día de hoy en la Tv...

    Los videojuegos siempre han sido muy incomprendidos por la sociedad en general. Yo, al contrario, creo que son una nueva forma de crear arte. Sí, "arte". Al fin y al cabo, ¿no es el cine arte? Pues los videojuegos van un paso más allá y te permiten meterte en la película. Por poner un ejemplo, te aseguro que un videojuego llamado "The Legend of Zelda: Ocarina of Time" es una obra maestra. Tengo recuerdos imborrables de este juego. ¡Y menuda banda sonora que tenía!.

    En fin... paro ya, porque me pongo nostálgico :')

    Volviendo al vídeo TED, estoy totalmente de acuerdo cuando afirma que una de las principales causas de que gusten los videojuegos es el sentimiento de recompensa tras un gran esfuerzo y compromiso por lograr algo. Estoy completamente de acuerdo con la psicología explicada, lo ha dejado completamente claro.

    ResponderEliminar