sábado, 19 de junio de 2010

"¡No llores! Necesito todo mi coraje para morir a los veinte años"

Éstas fueron las últimas palabras del matemático Évariste Galois a su hermano Alfredo en el hospital parisino de Cochin. Era el 30 de mayo de 1832. La mañana del día anterior, Galois recibía un disparo en el abdomen tras batirse en duelo en un descampado de Paris con un adversario de su misma ideología republicana. Moría a los veinte años un genio de las matemáticas y el creador de la teoría de grupos y cuerpos.


Évariste Galois nació el 25 de octubre de 1811 en Bourg-la-Reine, localidad cercana a París. Su padre, Nicholas-Gabriel Galois, era partidario de Napoleón y cabeza del partido liberal en la localidad, llegando incluso a ser elegido alcalde.

En los primeros  años de su vida, Évariste fue educado por su madre, Adelaïde-Marie, básicamente en lenguas clásicas como el latín y el griego; parece ser que no recibió una avanzada educación matemática hasta que cumplió los 16 años y asistió a las clases del profesor H. Jean Vernier. 


En ese momento dedicó todos sus esfuerzos a ingresar en la Escuela Politécnica de Palaiseau (École Polytechnique), cercana a París, y en aquel momento el centro más prestigioso de toda Francia.

Galoise suspendió dos veces el examen de ingreso en esta escuela. La primera vez (1828) se presentó un año antes de lo que era habitual y sin haber realizado el curso preparatorio. La segunda, pocas semanas después del suicidio de su padre.


Tras ver fracasadas sus expectativas iniciales, Galois se presentó a los exámenes para ser admitido en la menos prestigiosa École Normale de Paris. Aprobó al mismo tiempo que sus trabajos sobre teoría de grupos estaban a punto de ser presentados a la Academia de Ciencias. 

Cuando sus trabajos fueron recibidos por la Academia, fueron enviados inicialmente a Cauchy quien lo rechazó; y después de ser modificado por Galois fue remitido por el propio Cauchy a Jean Baptiste Joseph Fourier en su calidad de secretario perpetuo de la Academia. Desgraciadamente Fourier murió poco después, y el artículo de Galois no se encontró.


Pese a sus fracasos, Galois perseveró en su genio creativo y empezó a publicar en el Bulletin des Sciences Mathématiques, Astronomiques, Physiques et Chimiques del Barón de Férussac.

De la interpretación y lectura de sus artículos se vislumbra que nadie como él había llegado tan lejos en la búsqueda de las condiciones que determinan la resolución de las ecuaciones polinómicas.


Y la política entró en el juego.

Fiel a sus principios, Galoise se alistó en la Guardia Nacional, se involucro en el activismo republicano, fue encarcelado dos veces, y un lío de faldas poco después de ser liberado la segunda vez lo llevó a la mañana del día 30 de mayo de 1832...

La pregunta es inevitable: ¿hasta dónde hubiera podido llegar un genio como él en la ciencia matemática?. Nunca lo sabremos.

El matemático alemán Félix Klein dijo a finales del siglo XIX: «En Francia apareció hacia 1800 una nueva estrella de inimaginable brillo en el firmamento de las Matemáticas... Evariste Galois».


Évariste Galois descansa en no se sabe dónde, fue enterrado en una fosa común. En el cementerio de su localidad natal hay una pequeña lápida en su recuerdo.

Nos queda su obra y su corta e intensa vida, que como la de otros grandes genios, será eterna.




NOTA FINAL: Termino dejando un exquisito video que cuenta la vida de Galois y la enlaza con las investigaciones de Kammerer sobre la "Serialidad".




PD: Esta entrada formará parte de la V Edición del Carnaval de Matemáticas, cuyo anfitrión será el blog Ciencia por Barcedavid.

3 comentarios:

  1. ¡Dani, buenísima la entrada! Has mencionado muchísimos datos de su vida (muchos de los cuales yo desconocía, la verdad) y le has dado un toque, cómo decirlo... poético. La verdad es que la vida de este magnífico matemático estuvo llena de problemas, en cuanto salía de uno se metía en otro. Entiendo que se quisiera suicidar en la cárcel, el trabajo se te destroza, tu padre se suicida, te encarcelan... Y cuando parece que recobra el ánimo lo abandona la amada... Qué pena de vida.

    En fin, por lo menos su recuerdo sí perdura (aunque seguro que él hubiera preferido haber tenido ese reconocimiento en vida, muerto ya no le sirve).

    Y el vídeo también es precioso, tiene un estilo bastante acorde con la entrada en general, muy curioso todo :D Enlaza muy bien la vida de este matemático con la de Kammerer.

    En serio, me ha encantado, y no es por hacerte la pelota. Me alegro de que te animaras con el carnaval de matemáticas.

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias por tus comentarios. De verdad. Lo que más impresiona es que un "chaval" de veinte años llegara hasta tal extremo de genialidad y abstracción matemática...una pena. En fin.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Que interesante conocer de Evariste Galois un genio de las matemáticas, me gustó el título que le pusiste para iniciar la biografía.

    ResponderEliminar