sábado, 12 de junio de 2010

Jacques Cousteau. Cien años.



The impossible missions are the only ones which succeed.
- Jacques Y. Cousteau-




Ayer se cumplieron cien años del nacimiento del científico, inventor y divulgador marino Jacques Cousteau....¿nos hemos olvidado de él? Parece que sí, ninguna mención en la tele, sólo algo en la prensa digital, poca cosa, la verdad.



Qué recuerdos los de mi infancia cuando veía los episodios de su mítica serie "Los Secretos del Mar", las imágenes submarinas, el Calypso, la espléndida narración (con la inolvidable voz del doblaje)... Insuperable.

Cousteau nos dejó un legado inmenso de programas de tv, inventos (aqua-lung, turbovela, cámaras submarinas, etc), descubrimientos de nuevas especies marinas, fue un defensor del medio ambiente y en definitiva un genio.


Aquí queda mi pequeño homenaje a uno de los grandes.


4 comentarios:

  1. Un gran hombre, sin duda. Es una pena que ya esté muerto, a este paso se nos van los buenos divulgadores.

    El fondo marino es tan bello y misterioso al mismo tiempo... Es increíble la cantidad de cosas que desconocemos sobre las profundidades más oscuras del mar. Este hombre aportaba algo de luz a algunos de los misterios que escondía.

    Espero que pase a la historia como uno de los más grandes de la divulgación científica, se ha ganado el puesto.

    PD: Dani, ya me he pasado por el artículo de la educación. Te he soltado un buen tocho, pero era necesario para quedarme tranquilo, ya verás...

    ResponderEliminar
  2. Voy directo ver tu opinión sobre la educación, Cendrero ;-)

    ResponderEliminar
  3. La de cosas que diría si viese cómo se estan cargando el hermoso fondo marino.

    Yo tengo algunos de sus documentales, el que más me impresiona es el del tiburón blanco.

    Precisamente ahora venía de reflexionar sobre Félix Rodríguez de la Fuente, la verdad es que es una pena perder a gente así, uno siempre se queda con la sensación de que se fueron con muchas cosas por decir.

    ¡¡Saludos!!

    ResponderEliminar
  4. Yo me tiraba de los calcetines y los dejaba colganderos como si fueran aletas de buceo y me metía debajo de la mesa de camilla aguantando la respiración...
    Mientras sonaba la sintonía del programa...Qué chulo era y qué gran peluco doxa llevaba!!

    ResponderEliminar